El doble riesgo de ser mujer y periodista ante la violencia en las Américas

Redacción / IP Nicaragua 

Teresita Frías es una periodista de San José de Metán, una ciudad de la provincia de Salta en Argentina que es víctima de violencia por parte de quienes quieren callarla por denunciar el poder.

El acoso comenzó en redes sociales hasta llegar a su máxima expresión cuando lanzaron piedras en su domicilio, pasando por denuncias falsas e insólitas en su contra que fueron aceptadas por la policía local.

En junio de este año intentaron ingresar a su domicilio y aunque llamó a la policía, cuando los agentes llegaron, ya se habían retirado. A los pocos días le lanzaron un desinfectante en el rostro.

Amenazas a su integridad

«No hay en Argentina casos de mujeres que hayan sido atacadas físicamente, secuestradas o asesinadas, pero sí hay casos puntuales en función a las producciones periodísticas de amenazas a la integridad  como el caso de la periodista Teresita Frías que ha pedido custodia policial», explicó Miriam Bobadilla, periodista argentina con visión de género.

La periodista Teresita Frías ha sido víctima de violencia por denunciar al poder.

Así como Teresita Frías las mujeres que son periodistas deben enfrentarse a un «ambiente hostil y peligroso», debido a la violencia que se materializan en actos que van desde el hostigamiento, la intimidación, las amenazas, el descredito de la labor, los bloqueos informativos, las limitaciones a la movilidad para hacer coberturas, la retención migratoria y la persecución judicial hasta actos de represión con uso excesivo de la fuerza, explicó Lucía Lagunes, periodista feminista y socióloga mexicana.

Violencia en los medios de comunicación

El caso de Teresita Frías fue incluido en el informe informe regional «Violencia contra mujeres periodistas en América Latina» que fue presentado en el marco del día internacional de la Lucha contra la violencia hacia la mujer que se celebra este 25 de noviembre y que tiene como objetivo denunciar y crear conciencia sobre esta problemática alrededor del mundo.

En Argentina, según Bobadilla, las mujeres son sistemáticamente violentadas y la principal característica de esta violencia parte del interior de los propios medios donde trabajan y es lo que se denomina como violencia laboral.

«Son los medios de comunicación los que aún muestran resistencias, incluso en aquellos con una cultura progresista donde la implementación del lenguaje inclusivo no sexista sigue sin visibilizarse. Los medios siguen construyendo sus relatos desde una pedagogía patriarcal», señaló Bobadilla.

Para Rachel Moreno, periodista y feminista, en Brasil ocurre que las periodistas que son especialistas en derechos de las mujeres son más propensas a sufrir hechos de violencia en contraste a las mujeres periodistas que dan cobertura deportes y política.

 «El periodismo puede ser una profesión peligrosa, pero ser mujer y periodista a menudo significa correr un doble riesgo».

Rachel Moreno, periodista y feminista de Brasil. 

Lagunes también explicó que hay violencia contra medios de comunicación comunitarios y la falta de reconocimiento de la labor de las comunicadoras por no «cumplir con los estándares occidentales» como lo ocurrido con la periodista y líder indígena guatemalteca Anastasia Mejía que en 2020 enfrentó un proceso penal debido a las acusaciones de autoridades.

Anastasia Mejía, periodista guatemalteca que estuvo en prisión en 2020.

Mejía, guía espiritual maya y defensora de los derechos humanos, pasó poco más de un mes en prisión después de que fuera capturada y acusada de promover una protesta ciudadana en agosto de 2020, cuando ella únicamente cumplía con su labor de informar.

Subregistro de casos en Guatemala

Silvia Trujillo, periodista en Guatemala, recordó que en 2019 al menos 28 mujeres periodistas denunciaron la situación de violencia ante una autoridad, mientras que en 2020 fueron 52 las que se atrevieron a hacerlo. En lo que va de 2021 solo se conocen cuatro denuncias, pero se cree que existe un subregistro, mencionó Trujillo.

«Los casos van en aumento, la impunidad y la falta de confianza en las instituciones han hecho que las periodistas elijan, pero no es que esto sea una opción no hacer la denuncia por la vía de las instituciones, pero si se hacen en otro mecanismo de la sociedad civil. Hay un subregistro difícil de calcular», dijo Trujillo.

En Guatemala las mujeres periodistas sufren amenazas, coacción, violencia, robo agravado, lesiones graves y en algunos casos las agresiones se extienden a sus familias. «Tenemos tres casos en que la agresión comenzó con la periodista, pero se extendió hacia su familia y esto tiene un claro hallazgo de género», denunció Trujillo.

En Nicaragua, situación se agrava

Guillermo Medrano, excolaborador de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro, explicó que en Nicaragua en el contexto de la investigación que inició el Ministerio Público contra esta organización al menos 59 periodistas fueron citados para declarar y de estos trece eran mujeres.

«Dos de esas mujeres periodistas entraron a la Fiscalía en calidad de entrevistada y salieron en calidad de imputada», denunció Medrano.

En el actual contexto de crisis sociopolítica las mujeres periodistas en este país centroamericano se exponen a diferentes acciones adversas como «campaña permanente de difamación contra la honra y reputación de las mujeres, en el caso de los hombres es diferente vienen mas a amenazas de muerte», dijo Medrano.

Recordó el caso de la periodista de Radio La Costeñísima en Bluefields, Kalúa Salazar, que fue sentenciada por un caso de injurias.

La periodista Kalúa Salazar enfrentó un proceso judicial por injurias.

Según Medrano este año una periodista del diario La Prensa se vio forzada a abandonar la profesión después de ver que le fueron cerradas todas las puertas en la Corte Suprema de Justicia, una fuente a la que dio cobertura por 12 años de forma continua.

«Cuando buscó al jefe de prensa de la Corte Suprema éste le contestó con un lenguaje sexista cuando los agentes de seguridad la seguían por el complejo judicial: ´Tal vez son enamorados tuyos por eso te siguen´», señaló Medrano.

Ministerio Público acusa al exembajador Edgard Parrales de “incitar a la violencia”

Redacción / IP Nicaragua 

La directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, informó que el Ministerio Público acusó al exdiplomático Edgard Parrales de “incitar a la violencia” por sus declaraciones a los medios de comunicación sobre el contexto actual en el país.

El gobierno de Daniel Ortega arrestó el 22 de noviembre al exembajador de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA) Edgard Parrales, de 79 años, según denunció su familia. Horas antes de su arresto, Parrales compareció en una revista matutina de un canal nacional donde criticó al mandatario sandinista por la decisión de salirse de ese organismo.

Este miércoles la esposa de Parrales, Carmen Dolores Córdova confirmó al Cenidh que fue acusado a puerta cerrada y sin defensa.

“Efectivamente le hicieron una audiencia secreta, lo acusan de incitar a la violencia, pero no se saben más detalles”, expresó Núñez.

Familiares entregan agua y suplemento alimenticio en la DAJ

La directora del Cenidh también informó que esta mañana los familiares de Parrales le llevaron a la Dirección de Auxilio Judicial, Complejo Evaristo Vásquez Sánchez, mejor conocido como el nuevo Chipote, donde se encuentra detenido agua y suplemento alimenticio (leche) para sus problemas en el sistema digestivo.

“Él está preso en el Chipote, acaba la familia de ir y le recibieron agua y dos leche especial, y no le quisieron recibir una colcha (sabana) para cubrirse del frío, esa es la  condición hasta ahorita del doctor Parrales”, añadió Núñez.

A su vez, el Cenidh exige al régimen Ortega Murillo “libere inmediatamente al exdiplomático Edgard Parrales, ya que su vida está en riesgo por su grave condición de salud”.

De sacerdote a político y diplomático, ahora preso político

Además de exdiplomático Parrales fue sacerdote, sin embargo renunció al ejercicio religioso para dedicarse a trabajar por la revolución sandinista en la década de los ochenta.

Su nombre completo es Edgard Francisco Parrales Castillo, nació el 16 de noviembre de 1942.

Con el gobierno sandinista de los años ochenta, fue Vice Ministro de la Seguridad Social; Ministro de Bienestar Social; Embajador de Nicaragua ante la OEA; Director General de Relaciones Nacionales e Internacionales de la Asamblea Nacional y Secretario General de la Procuraduría General de Justicia.

El exembajador de Nicaragua en la OEA, Edgar Parrales en su habitación en Managua. VOA.

Como Embajador ante la OEA le tocó defender a la revolución sandinista. Fue un trabajo que se lo plantearon en el DRI (Departamento de Relaciones Internacionales) personalmente encomendado por el Comandante Bayardo Arce, pero que estaba orientado desde la Junta de Gobierno y la Dirección Nacional del Frente Sandinista.

Con Parrales aumentan a más de 42 los opositores y críticos detenidos desde mayo de este año en Nicaragua, previo a las votaciones del 7 de noviembre, donde Ortega obtuvo una nueva reelección en medio de señalamientos de la comunidad internacional por no tener una competencia legítima.

Observatorio Urnas Abiertas reporta 2,031 anomalías en elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua

Redacción / IP Nicaragua 

Las elecciones generales del pasado 7 de noviembre en Nicaragua estuvieron marcadas por 2,031 anomalías, según un informe divulgado este martes por el observatorio independiente Urnas Abiertas.

Coacción al voto, violencia política, detenciones arbitrarias, asedio focalizado e intimidaciones, la retención temporal de dos periodistas mientras cubrían la jornada electoral fueron parte de las anomalías registradas el día de las votaciones, según el informe realizado por Urnas Abiertas en colaboración con otras cinco redes ciudadanas.

Un total 285 hechos de violencia política se registraron en 14 departamentos y las dos regiones autónomas del país, mientras que los hechos de violencia política fueron reportados desde 65 de los 153 municipios del país, detalló el equipo de Urnas Abiertas.

La manifestación de violencia política durante la jornada de votación que fue reportada con mayor frecuencia fue la presencia paramilitar en los alrededores de los Centros de Votación (CV), indica el informe.

“Estos paraestatales ejercieron un rol de control de las personas que llegaban y también ejercieron acciones intimidatorias contra la ciudadanía. En algunos casos los paramilitares realizaban rondas al interior de los Centros de Votación para vigilar a las personas que se encontraban dentro. Asimismo, habitantes de los diferentes municipios también reconocieron como integrantes de las mesas electorales a personas identificadas como paramilitares”, señaló Urnas Abiertas.

Foto: Archivo

La otra manifestación de violencia política fue la puesta de “casas de vigilancias” en los alrededores de los Centros de Votación, que según el observatorio “tenían como objetivo controlar que trabajadores del Estado, estudiantes de universidades públicas y simpatizantes del FSLN llegaran a ejercer su voto”.

“En algunos casos pedían que al salir del CV la persona mostrara una foto de la boleta. En otros casos, en estas casas de vigilancia, tenían un padrón impreso marcando quiénes iban llegando de votar y tomaban fotos de personas no afines al FSLN que entraran a los CV a ejercer su voto”, reportó el equipo de investigación en el informe.

Agresiones físicas y verbales

A la hora de cierres de los CV indican que se reportó intimidación de paramilitares y policías “para desalojar a las personas y evitar que permanecieran fiscalizando la publicación del cartel de los resultados que cada CV debe de publicar”.

Agregan que en menor frecuencia se observaron “agresiones físicas y verbales, policías armados dentro de los CV, persecución de votantes al interior de CV, encapuchados controlando el ingreso a los CV, expulsión o prohibición de votantes opositores, amenazas de policías y persecución policial a personas opositoras al retirarse de los CV”.

Entre el 3 y el 7 de noviembre, Urnas Abiertas detalla que se verificó 35 detenciones arbitrarias en 10 departamentos del país. De estas, solamente nueve han sido liberadas y 26 permanecen detenidas, sostienen.

Periodistas en la mira

Posterior al 7 de noviembre, “se siguieron registrando otras detenciones arbitrarias, lo que significan que hay más de 170 personas detenidas de manera ilegal y arbitraria en el país, incluyendo las siete personas aspirantes a la Presidencia”, agregan.

Durante la jornada de votación expresan que tuvieron conocimiento de la detención de los periodistas, propietarios del medio digital Masaya al Día, Elvin Daniel Martínez y Mileydi Trujillo, quienes fueron puestos en libertad el mismo día.

“Los periodistas fueron detenidos como hecho intimidatorio por estar realizando cobertura periodística en el departamento de Masaya. Ambos periodistas fueron obligados a usar uniformes de reclusos, les tomaron huellas sin investigación previa y sufrieron el robo de sus equipos”, denunció el observatorio.

Ese mismo día, añaden que se reportó la detención de tres mujeres indígenas mayangnas “por reclamar transparencia en el recuento de los votos”. Estas mujeres están identificadas como: Rosa Samuel, Nidia Erants y Nely Juan. “Las tres fueron dejadas en libertad al día siguiente (8 de noviembre)”.

Retener a opositores

Además señala que se tuvo conocimiento de otra modalidad intimidatoria “que consistió en retener a las personas opositoras durante algunas horas en las estaciones de Policía, sin oportuno control judicial. Durante ese periodo las personas fueron víctimas de amenazas y agresiones”, añaden.

También informan que en el cien por ciento de los CV, donde se identificó a equipos periodísticos de medios de comunicación independientes sufrieron actos de intimidación.

Las votaciones generales de Nicaragua que se llevaron a cabo el pasado 7 de noviembre, se caracterizaron por la escasa participación ciudadana y la represión contra todo tipo de manifestación critica al gobierno de turno.

El suicidio es un problema de salud pública y debe ser una prioridad, según expertos

Redacción / IP Nicaragua

El suicidio es un problema de salud pública importante, pero a menudo descuidado. Una situación que según los expertos se puede prevenir.

El 12 de octubre en el municipio de Santo Tomás, en el departamento de Chontales, corrió como pólvora la noticia de que la periodista y expresentadora de televisión Scarleth Flores se había suicidado. Los expertos sostienen que diversas circunstancias y emociones están afectando a los jóvenes que miran en el suicidio una vía de escape.

El pasado 17 de noviembre también se conoció que Sadie Kissel Martínez Olivas, una modelo y estudiante de medicina en Estelí, también tomó la fatal decisión de quitarse la vida. ¿Qué los pueden llevar al suicidio? Este problema de salud pública se puede prevenir.

En la etapa de la adolescencia y juventud muchas veces se viven episodios difíciles que requieren fortaleza y resiliencia para sobrellevarlos. Hay ocasiones en que esos momentos críticos no se logran superar por sí solo, por lo que se deben exteriorizar y buscar ayuda cuando se requiere, aconsejan los especialistas.

Sumado a las dificultades propias de la adolescencia en Nicaragua se experimenta situaciones poco alentadoras como país, que incluyen tensión política, migración, desempleo y carestía de la vida. Todos esos factores pueden empujar a algunas personas al suicidio, explicó la psicóloga clínica, Iris del Carmen Rizo.

En los últimos días en Estelí al menos tres jóvenes decidieron poner fin a su vida. En el transcurso del año hubo más casos de este tipo despertando las alarmas en ese departamento.

Promover atención en salud mental

La situación refleja la urgencia que existe de promover la accesibilidad y atención de la salud mental.

Martínez Olivas fue última víctima de suicidio fue una estudiante de medicina, quien además laboraba como modelo de algunas tiendas en Estelí y hace algunos años fue coronada como Miss Teen del departamento.

Los usuarios de redes sociales inundaron de mensajes de tristeza sobre la muerte de estos jóvenes, pero también incluían llamados para que otros jóvenes no tomen esa vía de escape a sus problemas.

Algunos internautas se atrevieron a dar testimonios de episodios difíciles que han logrado superar, mientras otros se ofrecen para escuchar y apoyar a quienes lo necesiten instando a los que se encuentren en esta situación a buscar ayuda oportuna.

Trabajar en el fortalecimiento emocional

Rizo manifestó que en el suicidio pueden influir un conjunto de factores como familiares, financieros, la situación sociopolítica, aspectos psicosociales, desamor, baja tolerancia de la frustración, adicciones, baja autoestima y dificultad de la comprensión de las exigencias emocionales que tiene la vida.

La especialista señaló que la situación sociopolítica incide de manera negativa en esta circunstancia, aún más si se sufre depresión, ya que esto «provoca perder el optimismo, experimentar fatalismo, melancolía e incertidumbre».

La psicóloga instó a los adolescentes y jóvenes a comprender que esta y otras situaciones tendrán su final, y recomendó buscar atención en muchos centros de salud de Nicaragua donde hay psicólogos que atienden de manera gratuita.

“Como tutor o tutora de la casa es necesario estar pendientes y analizar el comportamiento de los hijos e hijas; observar si están aislados, callados, tristes y si usan frases de despedida en sus diálogos, conocer y monitorear lo que publica en sus redes sociales, ser firme para estar presente en la vida real y en el mundo virtual de ellos, privacidad no es igual a anular a los padres de las redes, más que amigos hay que ser guía de los hijos, escuchar sin burlarse ni menospreciar o juzgar a sus chavalos”, indicó Rizo.

A los jóvenes les invitó a entender que en esta etapa las emociones son cambiantes, pueden experimentar confusiones, estar ansiosos sobre su futuro o no tener una visión clara del presente.

“Emocionalmente están como en un barco, en un vaivén, pero todos los adultos que están a su alrededor un día fuimos jóvenes, un día también nos sentimos confundidos, también estuvimos ansiosos de que las cosas pasaran pronto, también queríamos que todo lo que pensábamos se nos hiciera realidad y sobrevivimos, sobrevivimos a muchas situaciones, por ejemplo, si tenés un papá de 40 o 50 años de edad, sobrevivió a la guerra, a terremotos, maremotos, ha estado sobreviviendo a muchos episodios sociopolíticos y socioeconómicos de este país”, describió Rizo.

Los familiares de las víctimas

Cuando alguien decide poner fin a su vida, además del sufrimiento que ya acarreaba la víctima, como daño colateral se encuentra el dolor de la familia, los amigos, incluso el episodio puede alentar a que otras personas también se suiciden, advirtió la psicóloga Xiomara Rugama Urrutia.

Ante esto es importante que los familiares y amigos muy cercanos también reciban atención, ya que podrían sentirse culpables y sufrir depresión.

Rugama pidió a las personas que se encuentran pasando por la pérdida de un ser querido a causa del suicidio, que busquen grupos de apoyo.

“No es malo llorar, no es malo pasar este momento de duelo, porque el dolor ante la muerte de un ser querido es difícil de sobrellevar”, indicó Rugama que recomienda que esa etapa se viva con el apoyo de la familia y el respaldo de un profesional.

Rugama invitó a la sociedad a “ser más empáticos, no juzguemos a las personas y seamos misericordiosos” y estar atentos a las señales de nuestros seres queridos que podrían estar viviendo momentos difíciles.

«La amenaza de suicidio es un llamado desesperado pidiendo ayuda, todos esos llamados requieren atención inmediata porque están tratando de decir que necesitan amor, atención y ayuda porque sienten mucho dolor y no pueden con eso solos”, confirmó Rugama.

Un mensaje de fortaleza

Ante los suicidios que se han presentado en Estelí, el joven Jassper Espinoza, del municipio de Pueblo Nuevo, a través de su contenido para YouTube, compartió un mensaje para brindar fortaleza a los jóvenes y concienciar sobre esta problemática.

Jassper Espinoza, el Youtuber que brinda mensajes de esperanza a los jóvenes.

Jassper expresó que sólo las personas que tomaron esa decisión saben por qué lo hicieron.  “No los juzguen” recomendó.

Espinoza señaló que en varias etapas de su vida, principalmente en primaria y secundaria, sufrió bullying, otras veces sufrió discriminación y se le ha hecho difícil conseguir un empleo. El joven youtuber recientemente enfrentó el duelo de perder a su papá – el profesor Omar Espinoza- a causa del Covid-19. No obstante, él dice que ha logrado sobrellevar estas situaciones enfocando sus ideas en lograr un mejor futuro y hacer las cosas que le apasionan.

Alternativas de atención

Al no poder pagar consultas psicológicas con un especialista privado (lo que puede costar entre 400 y 600 córdobas por sesión), se debe intentar recibir atención en los centros de salud, indican las psicólogas.

En Estelí existe el hospitalito de Salud Mental, donde se atiende de manera gratuita; también se puede encontrar esta atención una vez a la semana en dispensarios como el de la Iglesia La Cruz del Calvario; La Universidad Internacional de América Latina (UNIVAL Estelí) que brinda este servicio gratuitamente de martes a domingo con previa cita; y en la Clínica de la Fundación Familias Unidas donde atienden a costos accesibles.