Alzas en precios de alimentos golpea economía de los hogares segovianos

Redacción / IP Nicaragua 

Las constantes alzas en los precios de productos de consumo, principalmente los alimentos, están golpeando severamente la economía de los hogares de muchas familias en los departamentos de Madriz y Nueva Segovia, quienes ven cada día más reducida su capacidad de compra.

El precio del litro de aceite para cocinar sobrepasa los 80 córdobas, la unidad de huevo cuesta siete córdobas, la libra de queso vale  70, y la libra de papas 25. Mientras la carne de res se encuentra por 95 córdobas la libra y más de 50 cuesta la libra de carne de pollo.

18 córdobas es el precio de la libra de frijoles y  7.50 cuesta  la libra de maíz, productos de primera necesidad en la dieta de los nicaragüenses.

Sumado a eso, las familias deben reunir 510 córdobas para comprar el cilindro de gas butano de 25 libras, cuyo precio fue congelado por el gobierno cuando se encontraba en su máximo histórico.

Situación es insostenible

También han subido de precios los insumos agrícolas, los fármacos, calzado y ropa usada y a esto se añaden las alzas en los recibos mensuales de los servicios de agua y luz.

Wilton Landero Vásquez, habitante del sector de Calles Pintadas de la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, manifestó que la situación actual es cada vez más difícil de sostener en muchos hogares.

«Meses atrás con mil córdobas comprábamos más de veinte productos de consumo, pero ahora con estos mismos mil pesos apenas compramos diez de estos alimentos. Te estoy hablando de arroz, aceite, azúcar, café, pan, huevos, leche, cuajada o queso, crema y un poco de carne, dijo Landero Vásquez mientras se encontraba de compras en una distribuidora de productos.

Landero Vásquez advirtió que los gastos en el hogar pueden incrementarse a medida que se acercan las fiestas navideñas.

«Recordemos que ya viene diciembre que es cuando más gastamos en nuestros hogares para la cena de Nochebuena del 24 y 25 y la cena de despedida de Año Viejo el 31, señaló Landero Vásquez, quien se atrevió a pronosticar que los frijoles, el arroz, el azúcar, el aceite, las carnes y huevos seguirán subiendo el próximo año.

En el campo es peor

Lenin Martínez, un poblador de la comunidad El Guayabo del municipio de Somoto dijo que en el campo es aún más crítica la situación económica de las familias, porque los comerciantes mayoristas les compran la producción de frijoles, maíz, millón o sorgo a precios irrisorios y estos después las venden más caros.

«A nosotros nos compran (los comerciantes mayoristas) a 800 córdobas el quintal de frijol y a 350 el quintal de maíz y en el mercado estos los ofrecen hasta en 1,600 el saco de frijol y 700 córdobas el saco de maíz, explicó Martínez.

Héctor José Mairena Bustamante, habitante del barrio Sandino de la ciudad de Ocotal, cabecera de Nueva Segovia, explicó que la actual crisis que se vive en el país le preocupa mucho, porque tiene seis hijos que mantener. Además de su esposa que está sin trabajo y con sus dos ancianos padres.

«Como usted ve este taller de carpintería ya no da porque la madera está cara y la gente no quiere pagar el precio de los muebles que hacemos, entonces cómo vamos hacer para ajustar a comprar comida si todo ha subido una barbaridad, lamentó Mairena Bustamante.

En el caso de los jubilados

Etelvina Cañizales Rodríguez es una maestra jubilada del poblado del municipio de Mozonte en Nueva Segovia y explicó que la pensión de siete mil córdobas que recibe del Instituto Nicaragüense del Seguro Social apenas le alcanza para pagar los altos recibos de luz y agua que le llegan al mes a su casa.

“A mí me sale 1,200 de luz y 700 de agua y apenas vivimos cuatro persona en esta vivienda y con estas alzas en todos los productos alimenticios me aflige más, porque no sé qué voy hacer si la pensión que me dan no me alcanza más, señaló Cañizales Rodríguez.

Dueños de negocios al borde de la quiebra

Los comerciantes minoristas de verduras y legumbres, los dueños de establecimientos de ropa y calzado usados y propietarios de negocios como clínicas privadas y farmacias, también están preocupados porque todo tiende a seguir subiendo y prevén que el próximo año será peor, debido a la actual crisis sociopolítica y económica que se vive desde abril del 2018 en el país y por las afectaciones de la pandemia del Covid 19.

Ahorita los precios de todos los productos perecederos del mercado están caros. La caja de tomate vale ahorita entre 800 y mil pesos para dar entre 25 y 30 córdobas la libra y tres meses atrás se cotizaba la cajilla en 500 córdobas. También la libra de papa y cebolla están bien caras y no descartamos que a finales de año e inicio de año nuevo sigan subiendo porque los insumos agrícolas y el combustible están también bien caros, dijo Franklin Ramírez Ramírez, comerciante de verduras y legumbres en las cercanías del mercado municipal de Somoto.

Javier Martínez Tercero, comerciante de frutas, verduras y legumbres en las inmediaciones del antiguo centro del mercado municipal de la ciudad de Ocotal dijo que las ventas se han caído por las alzas en la mayoría de los productos de consumo.

«Las ventas se han puesto malas y a pesar que la gente ya está recibiendo su aguinaldo parece que las familias no quieren gastar todavía, señaló Martínez Tercero.

El doctor Armando Herrera Maradiaga, dueño de una farmacia y una clínica ginecológica en Somoto expuso que la atención en las clínicas privadas de salud ha bajado mucho y las ventas de medicamentos también han disminuido en las últimas tres semanas.

La actual crisis conlleva a otra crisis más, porque esto es una cadena que comenzó con el alza del precio del combustible, después alzas en el transporte comercial y ahora está impactando en los alimentos y pronto tendrá su efecto en la medicina y hasta en los servicios  médicos privados, manifestó Herrera Maradiaga.

 

«No estamos todas»: 66 mujeres fueron asesinadas en lo que va del año recuerdan feministas en el 25N

Redacción/ IP Nicaragua

Hasta el 25 de noviembre, cuando se conmemora el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las mujeres, unas 66 mujeres y niñas han sido víctimas de femicidio en Nicaragua, según el Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD).

Como resultado de estas 66 muertes, en lo que va del 2021, el observatorio nacional de femicidio de CDD, reportó que 96 niñas, niños y adolescentes quedaron en la orfandad.

En este período se registraron 120 femicidios en grado de frustración, es decir que las mujeres sobrevivieron al ataque machista de su agresor.

América Latina: cifra fue imparable en 2020

Un total de 4,091 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 26 países de América Latina y el Caribe en 2020, lo que representa una disminución de 10.6% con respecto a 2019, cuando se reportaron 4,576 casos, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El organismo alertó a través de un comunicado que pese a la disminución en comparación al año anterior, el feminicidio como forma extrema y letal de la violencia de género continúa afectando a miles de mujeres y niñas en la región.

«A pesar de que ha aumentado su visibilidad, la respuesta estatal y la presión ejercida masivamente por los movimientos de mujeres que han expresado su rechazo a la violencia de género”, señaló la Cepal.

Honduras con más femicidios

 En América Latina las tasas más elevadas de feminicidio se registraron en Honduras donde 4.7 por cada 100,000 mujeres mueren como consecuencia de la violencia machista, seguido de República Dominicana donde la Cepal alertó que 2.4 por cada 100,000 mujeres son víctimas.

El Salvador que registra 2.1 muertes por cada 100,000 mujeres es el tercer país con mayor letalidad en 2020. Aunque estos tres países registraron una disminución respecto a 2019, al igual que Bolivia, Brasil, Colombia, Guatemala, Paraguay, Puerto Rico y Uruguay, reveló la Cepal.

Honduras pasó de 6.1 feminicidios por cada 100,000 mujeres en 2019 a 4.7 por cada 100.000 mujeres en 2020, mientras que en República Dominicana la tasa bajó de 2.7 a 2.4 y en El Salvador de 3.3 a 2.1.

En el Caribe situación es alarmante

Argentina, Chile, México y Nicaragua mantuvieron las mismas tasas de feminicidio que en 2019, mientras que Ecuador, Costa Rica y Panamá registraron un aumento en comparación con el año anterior. De ellos, Panamá declaró el incremento más significativo, indica la CEPAL.

En el Caribe anglófono cuatro de nueve países y territorios con datos disponibles sobre muertes violentas por razones de género registraron un aumento de la tasa por cada 100,000 mujeres entre 2019 y 2020.

Granada subió de 1.9 a 5.5 por cada 100,000 mujeres; en San Vicente y las Granadinas de 0 a 5.5; en Suriname de 1.1 a 2.8; y en Trinidad y Tobago de 2.9 a 3.1. Cabe destacar que ningún país o territorio de esta subregión tiene tipificación del delito de feminicidio o femicidio.

“No nos cansaremos de visibilizar la violencia que afecta a las mujeres y a las niñas de nuestra región a diario y que repercute en la sociedad en su conjunto, pues constituye un obstáculo para el logro de la igualdad y de un desarrollo y una paz sostenibles”, declaró Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra l Mujer que se celebra cada 25 de noviembre.

 

 

 

 

En el 25N feministas de Nicaragua afirman: “Si nos quitan las calles nos tomamos las redes sociales”

Redacción / IP Nicaragua 

Las diferentes expresiones del movimiento amplio de mujeres de Nicaragua como cada 25 de noviembre conmemoraron el día internacional de eliminación de la violencia contra las mujeres con diferentes expresiones en redes sociales y plataformas digitales, debido a la falta de libertad para expresarse en las calles.

“Si nos quitan las calles, nos tomamos las redes sociales”, dijo una de las integrantes de la Articulación Feminista de Nicaragua en un hablatón radial en el que participaron varias defensoras de derechos humanos, la mayoría en el exilio.

Wendy Flores, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, abogada en el exilio participó en el hablatón y refirió que en Nicaragua hay violencia estatal que se manifiesta en las acciones que realizan los funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones y que van en detrimento de los derechos de las víctimas.

Dina Carrión sufría violencia y fue asesinada en su casa.

“Cuando no se ejerce la acción penal en contra del agresor allí se manifiesta la violencia de Estado y que resulta en la impunidad, en la desprotección para la víctima, como el caso de Dina Carrión, una mujer que sufría violencia y que fue asesinada en su casa en 2010 y el Estado lo calificó como suicidio. El caso llegó a la CIDH la cual recientemente presentó un informe de admisibilidad de fondo y se estableció recomendaciones para el Estado de Nicaragua”, dijo Flores.

Mujeres sufren violencia

A escala mundial una de cada tres mujeres sufre violencia física y psicológica. En Nicaragua en lo que va del año 66 mujeres han sido víctimas de feminicidio, de acuerdo con un informe de la organización de la sociedad civil, Católicas por el Derecho a Decidir.

Mediante una transmisión en vivo en redes sociales y bajo el lema “No estoy Sola”, las integrantes de la Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV), señalaron que una de las causas de la violencia es el «patriarcado» donde históricamente han sido los hombres los privilegiados en comparación con las mujeres.

Este orden social perpetua las desigualdades que se manifiestan en diferentes situaciones de desventajas hacia las mujeres como los diferentes tipos de violencia, denunció la RMCV.

“En Nicaragua se presentan diferentes formas de violencia contra las mujeres, desde la violencia estatal, la falta de atención a las mujeres en las instituciones, cuando no son atendidas con calidad, con respeto, también se da la violencia callejera, el acoso sexual, el acoso laboral, que daña la salud física y emocional de las mujeres, entre otras formas de violencia”, señalaron durante la transmisión.

La RMCV manifestó que “algo muy importante es identificar la violencia para cortarla de raíz, cuando una niña, adolescente o mujer se dé cuenta de un acto que esta dañando su vida, hay que buscar ayuda y no se trata de reparar daños, es cortar la violencia de raíz.”

Piden cese de la violencia

También el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) mediante un comunicado demandó el cese a la violencia contras las mujeres opositoras, las cuales han sido detenidas de manera ilegal y se les aplica leyes injustas, señala el comunicado.

En Nicaragua 160 ciudadanos se encuentran presos, de los cuales 14 son mujeres quienes han sido víctima de la violencia estatal, señaló el MAM en su comunicado.

Prohibido manifestarse

A finales de 2018, el gobierno de Nicaragua, a través de la policía nacional prohibió las marchas opositoras, por considerar que alteraban la paz y la tranquilidad social.

“La Policía Nacional reitera que ante cualquier alteración y/o amenaza a la tranquilidad, el trabajo, la vida, y a los derechos de las personas, familias y comunidades, serán responsables y responderán ante la justicia, las personas y organismos que convocan a estos desplazamientos ilegales desde los cuales se han promovido y se intenta promover acciones delictivas, destructivas y criminales”, indica una nota de prensa de la policía nacional publicada el 28 de septiembre de 2018.

Mediante una nota de prensa publicada en medios oficialistas el gobierno se pronunció sobre este 25 de noviembre, señalando que “El mundo hoy dedica este día a la lucha, que debe ser cotidiana, sostenida y seria, contra la violencia que desgraciadamente se continúa ejerciendo contra las mujer».

En las diferentes transmisiones en las redes sociales y plataformas digitales este 25 de noviembre de 2021, las feministas y defensoras, llamaron al Estado a respetar los derechos de las mujeres en las instituciones estatales, a permitirles ejercer el derecho expresarse y a movilizarse en las calles, sin temor a represalias o detenciones.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.