SIP: “El cerco sobre el periodismo libre se va cerrando día a día en Nicaragua”

Voz de América

SAN FRANCISCO, EE. UU. – La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) dio a conocer los hallazgos de una investigación que confirman la preocupante situación de acoso y persecución que vive la prensa en nicaragüense bajo la Administración del presidente Daniel Ortega.

El organismo calificó la situación que viven los comunicadores como “preocupante”, así mismo pudo corroborar “una grave degradación de los derechos humanos”, que se ha agudizado meses antes de que se celebren las elecciones presidenciales del 7 noviembre próximo.

Los resultados del informe hacen referencia a la “crítica situación” que atraviesa la libertad de prensa y de expresión en ese país centroamericano, fueron presentados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE).

Durante la presentación, Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, explicó que la persecución y captura a la que son sometidos los miembros de la prensa pone en evidencia la nula independencia que hay entre los poderes del Estado, la cual calificó como “sumisión” al Ejecutivo.

Lo anterior debido a que en la mayoría de los casos donde miembros de la prensa fueron citados o encarcelados por el Gobierno “no se exhibió Orden judicial”. Además no se les está garantizando el derecho a la defensa haciendo uso de leyes ilegitimas creadas por la actual Administración para “generar autocensura”.

“Lo que se busca es justamente acallar todo cuestionamiento al poder concentrado en el matrimonio gobernante”, concluyó Jornet, en referencia al presidente Ortega y a la primera dama, Rosario Murillo.

El representante de la SIP calificó los relatos obtenidos, entre el 28 de junio y el 2 de julio, por un grupo de investigadores como “dramáticos”.

Entre los entrevistados hay directivos de medios, dirigentes de la oposición, académicos, empresarios, representantes de la sociedad civil y representantes de la Iglesia Católica.

Según el organismo “el cerco sobre el periodismo libre se va cerrando día a día en Nicaragua”, lo que se ve reflejado en el éxodo de periodistas.

Entonces de acuerdo con las conclusiones del informe, sin libertad de prensa , Nicaragua se aleja de la posibilidad de celebrar una elecciones transparentes, ya que las acciones reflejadas en el informe confirman de primera mano cómo “el Gobierno de Daniel Ortega desprecia la legalidad, desconoce y avasalla los principios de debido proceso”.

Presiones

Entre los métodos de presión usados por el Gobierno de Ortega para silenciar a los medios que no son afines, según SIP, están las presiones anunciantes, intervención policial en medios y las casas de los periodistas, requisición de equipo, se les exige revelen las fuentes, falta de acceso a la información, estigmatizaciones y amenazas para generar autocensura; control de medios en manos del Estado, entre otras.

Jornet, consideró imprescindible que antes, durante y después de las elecciones “se garanticen amplias facilidades para el trabajo informativo de medios nacionales y del exterior”.

La organización sostiene que todo el control que se ejerce sobre los medios sigue debilitando el “debate ciudadano”, el que es una pieza esencial para la vida democrática.

Algo que fue remarcado por Antonia Urrejola, presidenta de la CIDH, quien además agregó que “no se puede vivir bajo permanente asedio”, como es el caso de Nicaragua.

“Cualquier voz que sobresalga está siendo hostigada, encarcelada o tiene que irse”, puntualizó.

Desde el Gobierno

La también vicepresidenta Murillo, quien además es la vocera del Gobierno nicaragüense, se ha defendido continuamente ante las denuncias de censura por parte de su administración desde organismos internacionales.

Según Murillo los medios de comunicación no oficiales o independientes «son espacios de destrucción masiva», los que tienen «una sola perspectiva, un sólo enfoque imperialista y colonialista, y que responden a los intereses y a los designios de los colonialistas y los imperialistas».

«Matar su sueño, su visión, su ideología»: viuda de presidente Moise sobre objetivo del magnicidio

Voz de América

Los asesinos que mataron a tiros al presidente haitiano Jovenel Moise en su residencia privada tenían como objetivo «matar su sueño, su visión, su ideología», según la primera declaración pública de su viuda desde el tiroteo del miércoles antes del amanecer en un rico suburbio de Puerto Príncipe.

El magnicidio ha agravado la ya crítica situación política y social que padece la empobrecida nación. Haitianos se reunieron en la embajada estadounidense en el país para pedir asilo mientras el país y la región se preguntan por qué ocurrió este asesinato.

En declaraciones desde el hospital de Miami donde está recibiendo tratamiento por las heridas sufridas en el ataque, Martine Moise compartió nuevos detalles sobre cómo se desarrollaron los hechos.

«En un abrir y cerrar de ojos, los mercenarios entraron a mi casa y acribillaron a mi esposo a balazos (…) sin siquiera darle la oportunidad de decir una palabra», dijo la viuda en la declaración de audio en idioma creole publicada en Twitter el sábado.

“Estoy viva, gracias a Dios”, dijo. “Amo a mi esposo Jovenel. Luchamos juntos durante más de 25 años. Durante todos estos años, el amor irradió dentro del hogar. Pero de repente, llegaron los mercenarios y le dispararon a mi marido. Hay que ser un criminal notorio para asesinar impunemente a un presidente como Jovenel Moise sin darle la oportunidad de hablar”, dijo.

La policía haitiana aseguró que el asesinato fue cometido por 26 colombianos y dos haitiano-estadounidenses, identificados como James Solages, de 35 años, y Joseph Vincent, de 55.

Diecisiete de los hombres fueron capturados tras un tiroteo con las fuerzas haitianas en Petionville, un suburbio de la capital Puerto Príncipe, mientras que tres murieron y ocho están prófugos. Las autoridades buscan a los autores intelectuales del asesinato.

Un exmilitar colombiano muerto por la policía de Haití y acusado de estar implicado en el asesinato del presidente fue contratado para proteger a personas de alto perfil y no para atentar contra la vida del mandatario, dijo el sábado su hermana al defender la inocencia de su familiar.

Duberney Capador, de 40 años, un sargento retirado del Ejército de Colombia con curso de contraguerrilla, paracaidismo y fuerzas especiales, fue una de las personas abatidas el miércoles por la policía de Haití acusado de haber participado en el magnicidio de Moise. «Lo que yo tengo claro y se lo aseguro a todo el mundo, es que mi hermano era una persona correcta y que mi hermano no hizo lo que le están acusando, mi hermano es una persona inocente de lo que están hablando», afirmó Jenny Carolina Capador en una entrevista con Reuters.

Las autoridades haitianas han asegurado que van a llegar hasta el fondo de la cuestión. «La persecución de los mercenarios continúa», dijo Charles. «Su destino está fijado: caerán en la lucha o serán arrestados».

Moise, de 53 años, que ocupó el cargo desde febrero de 2017, había enfrentado protestas durante mucho tiempo exigiendo su renuncia por acusaciones de corrupción, mala gestión económica y tácticas de mano dura para consolidar el poder.

Los enemigos de Jovenel Moise

El propio Moise había aludido a políticos y oligarcas corruptos a los que señaló de estar presuntamente detrás de los disturbios y que eran contrarios a sus ideas porque -argumentaba- estos sentían que sus intentos de limpiar los contratos gubernamentales y reformar la política haitiana iban en contra de sus intereses.

“Sabías contra quién estaba luchando el presidente”, dijo Martine Moise. “Estas personas contrataron mercenarios para matar al presidente y su familia por los proyectos de carreteras, electricidad, suministro de agua potable, organización del referéndum y elecciones.

“Los mercenarios que asesinaron al presidente están actualmente tras las rejas”, reconoció. «Pero otros mercenarios actualmente quieren matar su sueño, su visión, su ideología”, afirmó.

A man walks past in front of where the Haitian Presidential Palace used to be with the Haitian national flag at half-mast, in Port-au-Prince
Un hombre pasa frente al Palacio Presidencial de Haití donde ondea a media asta la bandera haitiana, en Puerto Príncipe, el 10 de julio de 2021.

Confusión y llamados a la movilización

Jimmy Cherizier, uno de los líderes de pandillas más poderosos de Haití, prometió protestas callejeras, informó la agencia Reuters. El ex policía y jefe de la federación de pandillas G9, culpó a la policía y a los políticos de la oposición por la muerte de Moise.

«Fue una conspiración nacional e internacional contra el pueblo haitiano», dijo en un video. «Le decimos a todas las bases que se movilicen, que se movilicen y que salgan a las calles para que se arroje luz sobre el asesinato del presidente».

No han sido esclarecidas las motivaciones detrás del magnicidio

Las autoridades haitianas no han revelado el motivo del asesinato, aunque aseguraron que el escuadrón de asalto fuertemente armado incluía a 26 colombianos y dos haitiano-estadounidenses.

Eljefe de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, dijo a los periodistas el jueves que 17 sospechosos, dos haitiano-estadounidenses y 15 colombianos, habían sido detenidos, tres sospechosos habían sido asesinados y ocho seguían prófugos.

La policía colombiana dijo el viernes que se cree que al menos 13 ex soldados colombianos estuvieron involucrados.

El Departamento de Estado de Estados Unidos no ha confirmado los informes de que dos ciudadanos estadounidenses están detenidos.  Funcionarios estadounidenses dijeron el viernes que estaban desplegando personal del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional en Puerto Príncipe para ayudar con la investigación.

Haitian National Policemen guard the entrance to the U.S. Embassy as people gather to ask for asylum following the assassination of President Jovenel Moise
La Policía Nacional de Haití custodia la entrada a la Embajada de Estados Unidos mientras haitianos se reúnen el 10 de julio de 2021 para pedir asilo tras el asesinato del presidente Jovenel Moise.

Actual lucha por el poder

Moise había nombrado el lunes, dos días antes del asesinato, al neurocirujano  Ariel Henry como primer ministro. Esta semana Henry dijo que él debe liderar la nación y no el primer ministro en funciones, Claude Joseph. Además dijo Henry que está formando un gobierno para liderar el país.

«Tras el asesinato del presidente, me convertí en la máxima autoridad, legal y regular, porque había un decreto nombrándome», dijo Henry a la agencia Reuters en una entrevista telefónica el viernes.

Henry no había jurado su cargo para sustituir a Joseph al momento del asesinato, lo que ha creado confusión sobre quién es el líder legítimo de Haití. Joseph, que había sido nombrado primer ministro interino en abril tras la dimisión de Joseph Jouthe, ha tomado las riendas del poder, encabezando la respuesta del gobierno al asesinato, solicitando el apoyo de Estados Unidos y declarando un estado de emergencia por 15 días.

El ministro de Elecciones, Mathias Pierre, dijo que Joseph mantendría esa función hasta que se celebren elecciones presidenciales y legislativas el 26 de septiembre.

Sin embargo, Henry dijo que el nuevo gobierno que está formando crearía un nuevo consejo electoral y que ese cuerpo determinaría una fecha para las elecciones. «No sé en qué fecha serán, lo único que sé es que no podemos tardar demasiado en hacer estas elecciones. Tenemos que hacerlas lo antes posible», dijo Henry.

El Senado de Haití, que actualmente cuenta con apenas un tercio de sus 30 senadores habituales, nombró el viernes a su titular, Joseph Lambert, como presidente interino, según un documento revisado por Reuters.

Henry dijo que estaría «dispuesto a dirigir el país con todos los que quieran colaborar» cuando se le preguntó si estaba dispuesto a gobernar junto a Lambert.

La Constitución de Haití de 1987 estipula que el jefe del Tribunal Supremo debe asumir la presidencia interina. Pero las enmiendas que no son unánimemente reconocidas establecen que sea el primer ministro o, en el último año de mandato de un presidente -como fue el caso de Moise-, que el Parlamento elija un presidente. El jefe del Tribunal Supremo falleció el mes pasado tras contraer COVID-19. Tampoco hay un Parlamento en funciones, ya que las elecciones legislativas previstas para finales de 2019 se pospusieron en medio de la agitación política.

#SOSCuba: cubanos salen a las calles a protestar contra el gobierno

Voz de América 

Miles de cubanos salieron el domingo a las calles de la isla, desde La Habana hasta Santiago de Cuba, frustrados por meses de crisis, restricciones y falta de medicinas y otros recursos para poner freno a la pandemia. Reclamaron desde «vacunas» hasta «libertad».

En ciudades del oriente del país como Santiago de Cuba y Palma Soriano; pueblos cercanos a La Habana como San Antonio de Baños, Guira de Melena y Bauta; en las provincias de Cárdenas y Camagüey  y en la propia Ciudad de La Habana muchos corearon consignas mientras grababan con sus celulares la protesta que no es legal ni usual en Cuba.

En La Habana hubo una fuerte presencia policial.

«Somos más» y «No tenemos miedo» son algunas de las consignas que han estremecido las calles de Cuba, según videos publicados en las redes sociales. También se escuchó la frase «Patria y Vida», en alusión a la canción así titulada en la que participan varios artistas cuanos que residen dentro y fuera de la isla y que pide cambios políticos en un país donde está vigente el sistema socialista. En La Habana, una contramarcha de simpatizantes del gobierno gritaron consignas a favor del sistema vigente en Cuba.

La usuaria de Facebook, Samantha Regalado, transmitió en vivo la protesta. Una de las protestas ocurrió en San Antonio de los Baños, un municipio de la provincia de La Habana hasta que en 2011 pasó a pertenecer a la provincia de Artemisa y con una población de 49.942 habitantes.

La bloguera disidente Yoani Sánchez dijo que el servicio de Internet está interrumpido y que al menos dos reporteros de la publicación 14yMedio «están desaparecidos».

Las autoridades comunistas culpan al embargo estadounidense que data de décadas de la mayoría de sus problemas, entre ellos las dificultades para adquirir medicamentos e insumos médicos. Pero opositores y muchos cubanos residentes tanto en la isla como en el exterior estiman que el gobierno que lidera Miguel Díaz-Canel ha perdido el control para hacer frente a la pandemia que inicialmente fue controlada, así como para sacar a flote al país que padece una antigua crisis económica.

Primeras reacciones de Estados Unidos, Venezuela y Europa

«Las protestas pacíficas están creciendo en #Cuba a medida que el pueblo cubano ejerce su derecho de reunión pacífica para expresar su preocupación por el aumento de casos / muertes de COVID y la escasez de medicamentos. Encomiamos los numerosos esfuerzos del pueblo cubano movilizando donaciones para ayudar a los vecinos necesitados», escribió en Twitter la subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung.

El congresista estadounidense por Florida de origen cubano, Marco Rubio, instó al gobierno de Joe Biden a que pida a las autoridades comunistas que no arremetan contra su pueblo.

Exiliados cubanos se solidarizaron en Miami, Florida, con sus compatriotas en la isla.

A última hora de la tarde, el presidente Díaz-Canel habló en vivo a la nación y nuevamente culpó a Estados Unidos de los disturbios. Los jeeps de las fuerzas especiales, con ametralladoras montadas en la parte trasera, estaban en La Habana y Díaz-Canel llamó a los simpatizantes a enfrentar las “provocaciones”, diciendo que los partidarios estaban dispuestos a defender al gobierno con sus vidas.

El canciller Bruno Rodríguez repitió el argumento en su cuenta de Twitter.

«Cuba necesita ayuda»

Francisco Durán, el principal epidemiólogo de Cuba, dijo que la cifra de pacientes contagiados ascendió el viernes a 6.422, mientras que el número de muertes fue de 28 para un total de 1.451 decesos en 19 meses. El miércoles y el jueves había reportado 3.664 casos y 3.819 personas con la enfermedad, acumulando 18 y 26 muertes, respectivamente.

«Son indicadores muy desfavorables (…) y la provincia de Matanzas enfrentando una situación epidemiológica extremadamente compleja», dijo Durán en su habitual rueda de prensa televisiva.

El cantante cubano Yotuel Romero pidió a sus seguidores que coloquen este fin de semana en sus redes sociales «#SOSCuba».

«Le pido a todos los cubanos que me siguen, a toda la gente que me sigue no importa de dónde vengan, porque Cuba necesita ayuda. La dictadura cubana no está dejando que el mundo entero sepa que necesitamos ayuda», dijo en un mensaje en su cuenta de Instagram, Romero, que no reside en la isla. «Recemos por Cuba mi gente, y que el mundo sepa que Cuba necesita del mundo».

El conocido cantante Ricardo Montaner fue uno de los que respondió.

Cubanos en las redes sociales también han pedido al gobierno de la isla que solicite ayuda humanitaria y la acepte.

A man is arrested during a demonstration against the government of Cuban President Miguel Diaz-Canel in Havana, on July 11,…
Un hombre es arrestado durante una manifestación contra el gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021.

El discurso del gobierno cubano

En una aparente respuesta a las peticiones de ayuda y de que sea establecido un corredor humanitario para la isla, el sábado Ernesto Soberón, director general de Asuntos Consulares Cubanos Residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), dijo a medios locales y extranjeros que en Cuba «se están adoptando todas las medidas  necesarias para enfrentar la compleja situación causada por la COVID-19».

A la vez afirmó que siempre que la isla ha enfrentado una situación de este tipo se ha contado con la solidaridad internacional, ya sea de gobiernos amigos o de la misma comunidad cubana en el exterior.

Pero también advirtió: «Este gesto desinteresado no tiene ninguna relación con el falso caos que los enemigos de la Revolución Cubana quieren hacer ver mediante campañas, que aspiran a una intervención sanitaria o corredor humanitario, conceptos y términos relacionados con eventos de conflictos armados y violaciones de derecho internacional, situaciones que nada tienen que ver con lo que acontece nuestro país».

Sin embargo, fotos que circulan en las redes sociales muestran hospitales colapsados con pacientes que permanecen en los pasillos sin las condiciones necesarias. La joven cubana Lisveilys Echenique narró en vivo desde su cuenta de Facebook que su hermano había fallecido de COVID-19 sin que recibiera atención médica. Mientras narraba lo sucedido, el cadáver del hermano permanecía en la sala de la casa, que mostró varias veces durante su transmisión en vivo. El medio Cibercuba divulgó la transmisión.

Biden: la misión de EE. UU. en Afganistán finalizará el 31 de agosto

Voz de América

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el jueves que la misión militar de Estados Unidos en Afganistán finalizará el 31 de agosto.

Los comentarios de Biden en la Casa Blanca se produjeron después de que él y la vicepresidenta Kamala Harris se reunieran con los líderes de las agencias seguridad nacional para obtener una actualización sobre la retirada.

El martes, el ejército de Estados Unidos anunció que el proceso de retiro estaba completo en más del 90%. Las autoridades han dicho que se espera que todo el proceso finalice a fines de agosto. Las tropas de la OTAN también están haciendo lo mismo, y la mayoría de ellas ya se han ido del país.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas el miércoles que Estados Unidos apoya las negociaciones diplomáticas para resolver el conflicto en Afganistán, y que después de la retirada militar pretende tener presencia diplomática y humanitaria en el país.

«Una de las razones por las que el presidente tomó la decisión que tomó es porque no siente que haya una solución militar para una guerra de 20 años», dijo Psaki.

Los combatientes talibanes han logrado rápidos avances territoriales en Afganistán desde el 1 de mayo, cuando Estados Unidos y los aliados de la OTAN comenzaron formalmente a retirar sus últimas tropas restantes del país.

Desde entonces, los insurgentes han invadido al menos 150 de los más de 400 distritos de Afganistán.

Las autoridades de Afganistán dijeron el miércoles que las fuerzas progubernamentales habían hecho retroceder a los insurgentes talibanes de partes de una ciudad del noroeste y recuperaron el control de los edificios oficiales después de horas de feroces enfrentamientos.

Los enfrentamientos estallaron en partes de Qala-e-Naw, la capital de la provincia de Badghis, después de que los talibanes la asaltaran durante la noche desde múltiples direcciones. Residentes y funcionarios dijeron que los combatientes insurgentes se abrieron paso hacia la ciudad, ocuparon instalaciones de seguridad clave, incluida la sede de la policía provincial, y liberaron a unos 600 reclusos de la prisión central.

Las imágenes de video difundidas por los talibanes mostraban a los prisioneros escapando de las instalaciones y a los combatientes insurgentes en motocicletas entrando en diferentes partes de la ciudad.

El gobernador provincial Hessamuddin Shams dijo a la Voz de América que los talibanes capturaron todos los distritos alrededor de Qala-e-Naw en los últimos días, lo que les permitió atacar la capital provincial.

La salida de las tropas extranjeras es el resultado de un acuerdo de paz negociado por Washington con los talibanes en febrero de 2020 bajo el expresidente Donald Trump. Este requiere que los insurgentes luchen contra el terrorismo en suelo afgano y negocien un acuerdo de paz política con el gobierno de Kabul.

Sin embargo, las negociaciones de paz intra-afganas gestionadas por Estados Unidos han avanzado lentamente desde que comenzaron en septiembre pasado en Qatar y han tenido poco éxito.

Las tropas estadounidenses desocuparon la base aérea de Bagram, la instalación más grande de este tipo en Afganistán, en medio de la noche del jueves pasado, lo que provocó críticas y quejas de los comandantes afganos de que se mantuvieron en la oscuridad sobre los planes de salida.

Los funcionarios estadounidenses sostienen que la transferencia de Bagram fue totalmente coordinada con los líderes afganos, al igual que la entrega de otras bases militares en el país.

La abrupta salida, insistieron los funcionarios afganos, permitió que los lugareños saquearan la base militar antes de que las fuerzas afganas llegaran y tomaran el control de la instalación.