Gobierno de Nicaragua «valiéndose de su autoridad» fomenta desigualdad en la competencia electoral

Redacción / IP Nicaragua

El quinto informe del El Observatorio Ciudadano “Urnas Abiertas” revela que el partido de gobierno ha hecho uso de recursos humanos y financieros «valiéndose de su autoridad» para fomentar la «desigualdad en la competencia electoral».

Hasta el 1 de julio, según el informe, se registraron usos de recursos del Estado, que incluye la partidización de programas gubernamentales y conmemoraciones partidarias del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en al menos 57 de los 153 municipios del país, con la participación de al menos 23 entidades públicas.

Estos reportes fueron recibidos desde los 17 departamentos y regiones autónomas del Caribe de Nicaragua, señala el informe.

«El gobierno ha permitido y promovido que trabajadoras y trabajadores del Estado participen activamente en las actividades partidas del FSLN», refiere el documento publicado por este observatorio.

Según pudo comprobar Urnas Abiertas, el pasado 1 de julio, la Policía Nacional encabezó caravanas en 69 municipios de todo el país en el marco de lo que el partido de Gobierno ha denominado “Diana Bienvenida Julio Victorioso 42/19”.

Las caravanas partidarias fueron desarrolladas a lo largo de 69 municipios en todo el territorio nacional y fueron promovidas en un 100% por las alcaldías municipales y acompañadas por diferentes instituciones, principalmente la
Policía Nacional y el Ministerio de Salud.

Violencia política en contexto electoral

Entre el 16 y el 30 de junio, el observatorio ciudadano Urnas Abiertas, denunció que se han cometido al menos 119 hechos de violencia política de manera grupal e individual contra la ciudadanía en general e integrantes de organizaciones y partidos políticos en el contexto electoral.

No obstante, en esta segunda quincena de junio los casos de violencia política disminuyeron, ya que en el informe anterior, el observatorio reportó 225 casos, ocurridos entre el 1 y el 15 de junio, es decir que 106 hechos de violencia política menos en este nuevo periodo.

En este quinto informe, el observatorio destaca que «junio es el mes con más violencia política reportada des que se inicia nuestra labor de observación en octubre de 2020».

Entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de junio de 2021, según Urnas Abiertas en el país se han cometido al menos 1,065 hechos de violencia política.

Hechos de violencia política por categoría

De acuerdo con el informe, de los 119 hechos de violencia, 29 corresponde a hostigamientos, 14 agresiones, 14 amenazas, 19 torturas y tratos crueles, 6 detenciones, 5 retenciones y 32 judicialización.

El equipo de expertos de Urnas Abiertas, indica que se registra una mayor frecuencia de los casos de «judicialización», lo que «reafirma que se mantiene y profundiza la persecución judicial como estrategia represiva, en este período.

Sin embargo, los hechos de violencia por categoría acumulada (1 de octubre 2020 – 30 de junio 2021) lo detallan de la siguiente manera: Hostigamiento 600 casos, agresión 114, amenazas 74, lesión o herida 22, tortura y tratos crueles 35, detenciones 70, retención 68 y judicialización 82.

«Durante el periodo de análisis de este informe (16-30 junio) se sigue observando el uso abusivo del sistema de justicia con fines partidarios con el objetivo de eliminar la competencia electoral, intentando darle una apariencia de legalidad», reitera el informe.

A cuatro meses de las elecciones generales y legislativas en el país, el gobierno de Daniel Ortega ha encarcelado a 26 personas opositoras, entre ellos seis precandidatos a la presidencia: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora y Medardo Mairena.

Urnas Abiertas es un observatorio ciudadano, creado para el monitoreo del actual proceso electoral. Está conformado por un equipo de profesionales en temas políticos, electorales y de derechos humanos, quienes están presentando periódicamente informes sobre justicia y riesgo electoral con análisis nacionales, territoriales y temáticos relacionados con el desarrollo del actual contexto electoral.

Foto principal tomada de El 19 Digital

Lluvias afectan considerablemente la región del Caribe nicaragüense

Redacción / IP Nicaragua

Los torrenciales aguaceros caídos en la Región Autónoma del Caribe Norte provocaron fuertes inundaciones en 11 comunidades indígenas de Río Coco abajo, las mismas poblaciones que a inicios de este año fueron afectadas por la crecida del río y las mismas que aún esperan la ayuda prometida por el gobierno tras el paso de los huracanes Eta e Iota, denunció el concejal regional de Yatama, Federico Williams, quien vive en Bismona cerca de Cabo Gracias a Dios.

Williams explicó que las comunidades afectadas van desde Kiwastara, bajando por Plankira hasta Cabo Gracias a Dios, incluyendo Bismona, su pueblo natal, frente al mar Caribe. Mencionó que en el triángulo minero las lluvias causaron inundación de calles y anegación de casas en el casco urbano de Siuna y Rosita.

“En Bismona llovió bastante y se inundó una parte del poblado, cerca de la laguna, en el lado norte de la comunidad, por donde pasa el río Wivantara, gracias a Dios ya dejó de llover, y no hay damnificados, pero después que pase este veranillo, con el cambio climático, se esperan fuertes lluvias en el mes de julio y agosto, y luego la parte más dura, que es de octubre a diciembre, cuando llega la temporada de huracanes”, advirtió el concejal.

Williams recordó que siempre que hay crecida del rio la gente de estas comunidades se ven afectadas en la pérdida de sus productos agrícolas, ganado y otros bienes y el gobierno no atiende sus necesidades.

“Esta gente perdió todo a inicios de año y no recibieron ninguna ayuda del gobierno, solamente la Cruz Roja y iglesia católica llevaron alguna donación, pero por parte del gobierno cero. Esta gente sigue esperando la famosa ayuda por haber sido damnificados de los huracanes que dejaron desastre, pero nada de ayuda, es una lástima lo que está pasando con esta pobre gente”, lamentó el funcionario.

Miles de familias afectadas

El concejal comentó que por el momento no hay ningún indicio de parte del gobierno para llevarle algún tipo de ayuda a esta gente necesitada.

“Cuando es tiempo de campaña electoral allí si van y sacan su cara y entregan una ayudita, alguna cosita, solamente durante la campaña, y cuando pasa la campaña, nada, se olvidan de la gente”, aseguró el representante indígena.

Foto de Archivo

Williams calcula que son más de 2 mil familias indígenas las que necesitan ayuda de urgencia, ya que muchas de estas 11 comunidades afectadas por las lluvias son densamente pobladas, como la comunidad de Kiwastara donde hay más de 300 familias. En Tawas otras 300 familias, así como otras poblaciones con 100, 150,200 y 250 núcleos familiares que están conformados por cinco y hasta doce miembros.

El líder indígena opinó que no cree que con este gobierno las cosas para estas familias vayan a mejorar algún día.  “No va a mejorar nada, nada con este gobierno, pero si hay un cambio de gobierno, pues allí si va a mejorar la situación de la gente, así, sí”, dijo el concejal.

Inundaciones

Por su parte, el concejal regional Sergio Chow informó que las lluvias provocaron inundaciones en el sector del río Wawa Boom, a tal punto que la fuerza del agua arrancó la barcaza que servía de transfer para pasar buses y camiones al otro lado del río y eso ha creado un atascamiento de la vía hacia Puerto Cabezas.

“En estos momentos hay más de 200 camiones y buses atrapados a ambos lados del rio Wawa, a la espera que baje el nivel y se restablezca el pase, pero esto también ha propiciado que los comerciantes les suban el precio a los productos y ahora todo está más caro en Puerto Cabezas”, se quejó el funcionario regional.

Mientras tanto, el pasado 9 de Julio, el gobierno de Nicaragua a través de un comunicado de prensa, dio a conocer un reporte de Sinapred donde se reportan afectaciones provocadas por las ondas tropicales 10, 11, 12, 13 y 14.

En este comunicado, se reportan daños en la comunidad La Fonseca, Neysi Ríos, Belén, San Brown y Kukra Hill. Tambien se mencionan la comunidad de Sawawas, Fruta de Pan, el Chinal, Río Mahaganny, Mancreek, Caño Boca Tapada, entre otros.