SIP repudia detención del periodista Miguel Mora y llama a la comunidad internacional a unir esfuerzos

Redacción / IP Nicaragua

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la detención del periodista Miguel Mora, el quinto aspirante presidencial de la oposición detenido en Nicaragua cuando faltan menos de cinco meses para las elecciones generales del 7 de noviembre.

La organización dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas hizo un “llamado urgente” a la comunidad internacional a unir esfuerzos y repudiar la represión del gobierno de Daniel Ortega contra todo lo que sea oposición en el país.

“Estamos ante un régimen que, resguardado en leyes creadas a su medida, se empeña en aniquilar todas las voces críticas y a sus rivales políticos. Se trata de un claro atentado contra la democracia y la libertad de expresión”, dijo el presidente de la SIP, Jorge Canahuati.

El periodista fue detenido la noche de este 20 de junio en su residencia ubicada en las afueras de Managua y es el quinto precandidato encarcelado, además de activistas, empresarios, banqueros y exguerrilleros sandinistas.

“Un total de 18 personas a las que el régimen Ortega Murillo ha marginado del espectro político y social, utilizando un marco normativo, como la Ley 1055, que criminaliza a la oposición”, añadió la SIP.

De acuerdo con la SIP, el contenido de la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía, y la Autodeterminación para la Paz (Ley número 1055), la Ley Especial de Ciberdelitos, también llamada «Ley Mordaza» y la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros -aplicada a la exdirectora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Cristiana Chamorro, detenida desde el 2 de junio- fueron aprobadas por la Asamblea Nacional y están siendo ejecutadas por la justicia de Nicaragua, “poderes sometidos al partido de gobierno”.

Represión a otro nivel

La periodista Verónica Chávez, esposa de Mora, narró a medios de comunicación que los policías entraron de forma violenta a la casa, donde se encontraba su hijo que tiene una discapacidad.

“Yo escuché un estruendo, tiraban patadas a la puerta, yo salí y Miguel ya les estaba diciendo que aquí estoy, no es necesario la violencia. Y ellos le decían salgan y Miguel les dijo cómo voy a abrir si ustedes no dejan de patear la puerta”, narró Chávez.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, agregó que “la persecución política del régimen ha alcanzado el nivel de violación a los derechos humanos y ha criminalizado el derecho a las libertades de expresión, de prensa y de reunión, con el objetivo de consolidarse indefinidamente en el poder”.

Canahuati, presidente de Grupo Opsa, de Honduras, y Jornet, director de La Voz del Interior, de Argentina, instaron a la comunidad internacional y a las organizaciones nacionales de prensa «a mantener la denuncia contra el régimen de Nicaragua, ante el grave atentado a la democracia y a las libertades fundamentales».

En esta nueva escalada de agresiones, también se está criminalizando la labor periodística que la Fiscalía citó a declarar en el proceso por presunto lavado de dinero, el mismo con el que se acusa a Cristiana Chamorro.

 

María Eugenia Alonso: “Esta lucha es cívica, no queremos más guerra para Nicaragua”

Redacción / IP Nicaragua

La doctora María Eugenia Alonso Flores, de 56 años, es la segunda mujer aspirante a la Presidencia de Nicaragua, y pese a la ola de asedio, represión y encarcelamiento de líderes opositores y precandidato presidencial, destaca que mantiene su precandidatura de cara a las elecciones generales del próximo 7 de noviembre.

Alonso Flores es miembro y precandidata presidencial por la Alianza Cívica por la Unidad Nacional (ACUN), una organización civil que surgió a raíz de la separación de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) de la plataforma opositora Coalición Nacional (CN).

Además es una reconocida opositora originaria de León. El 25 de noviembre de 2019, el jefe de la Policía de esta ciudad, el comisionado Fidel Domínguez la obligó a ella y a los demás miembros de su familia a hablar en un video, bajo presión y amenazas, en el que decían que respetaban a la Policía y a los simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega.

Alonso Flores es médico y cirujano especialista en Toxicología, originaria de León. Tiene dos hijos y es casada con Diego Reyes, también reconocido opositor del sandinismo, en la ciudad universitaria.

La aspirante presidencial es hija del poeta y periodista Máximo Alonso Jirón, quien falleció el 2 de septiembre de 2014 y de Margarita Flores Urbina, cuyo deceso se conoció el pasado 30 de abril de 2020 al ser afectada de un infarto cerebral. La mamá de la doctora Alonso fue testigo de varios ataques y allanamientos ejecutados por policías y civiles armados.

También ha vivió la muerte de dos hermanos afectados por el Covid-19: Guillermo y Adán Alonso Flores, ambos médicos que ofrecieron sus servicios gratuitos para atender a pacientes afectados por el virus. El primero falleció el 7 de junio de 2020 y el segundo murió 7 días después.

Desde 2018, la doctora Alonso forma parte del Comité de Víctimas y Perseguidos Políticos, además ha tenido una participación activa en las protestas civiles que demandan un cambio democrático en el país.

En esta entrevista concedida a IP Nicaragua, la doctora Alonso habla sobre sus aspiraciones presidenciales, inicio de su precandidatura y sobre el asedio que ha vivido su familia y los ataques a los que se han enfrentado por el hecho de ser opositores.

Frente al contexto de asedio y encarcelamiento contra líderes opositores y precandidatos presidenciales ¿Usted mantiene sus aspiraciones a la presidencia?

Claro que sí, mi precandidatura se mantiene. Somos cuatro precandidatos que no nos han echado preso, pero si, nos mantienen asediados. No puedo faltar a la palabra que di a ACUN y tampoco a mí.

¿Cómo surgió su precandidatura?

ACUN me propuso varias veces la precandidatura, hizo algunas consultas en los municipios, estuvieron de acuerdo y yo acepté.

Usted es opositora al gobierno de Daniel Ortega mucho antes del estallido de la crisis de abril de 2018, ha denunciado decenas de veces ataques contra su familia. ¿Tiene temor de ser encarcelado como a los otros precandidatos?

Mi familia ha sido atacada desde los años 80, igual nos apedreaban la casa, nos asediaban. Mi familia y yo siempre hemos sido opositores al Frente Sandinista (FSLN).

Para los 80 cuando mi papá, Máximo Guillermo Alonso Jirón, quien fue corresponsal de La Prensa, enviaba noticias a ese diario, nos venían agarrar la casa a pedradas, lo echaban preso, siempre ha sido así, como hasta ahora.

En 2018 se les vio apoyando las protestas ciudadanas en León y denunció varios actos de abuso policial, entre ellos asedios y allanamientos en los que señaló al comisionado general Fidel Domínguez de haberlos dirigidos. ¿Todavía siguen esos actos?

Siempre vivimos el asedio, lo que pasa es que las cámaras no están en todos lados. En el 2018 nos pasaron (la Policía) diciendo que nos iban a mandar a las Hilux, que las caravanas de paramilitares nos iban a quemar la casa, nos amenazaban de muerte.

Después en 2019 pasamos un año donde venían seguidos los paramilitares, nos asediaban, intentaban tirar las verjas para meterse y según ellos asesinarnos, porque así lo decían, así nos amenazaban. Pero aquí estamos y yo no me voy a ir, no tengo porque exiliarme y andar en la clandestinidad.

Pese a todo esto que ha vivido, desde hace décadas dice que mantiene su precandidatura. ¿Cuál es su compromiso con Nicaragua?

En primer lugar tengo un compromiso con ACUN, conmigo y el país. No pienso irme, vamos a luchar por una salida a todo esto y que Nicaragua vuelva  a una verdadera paz, libertad y sobre todo justicia.

¿Cuál es su propuesta de gobierno?

Hay tantas cosas por las que trabajar: desempleo, salud, educación, paz, libertad, justicia, democracia.

¿Cómo se están coordinando desde ACUN y la Coalición Nacional de cara al proceso electoral?

Como yo siempre he dicho la Coalición Nacional es la unidad que yo considero que es la correcta, pero si viene una unidad más amplia con los demás sectores bienvenido sea. Y sobre la coordinación, esa pregunta debe contestarse en conceso con ACUN, puesto que nosotros no tenemos un vehículo electoral para poder dar la respuesta, ya que no hay alianza con un partido político, pero en eso estamos trabajando y en espera de varios caminos a favor de la unidad.

Pese a que el proceso de inscripción de candidatos presidenciales que reabrió la Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL) está detenido por ahora, ¿Mantiene su intención de inscribirse en ese proceso de selección?

Desde que nosotros llegamos a dejar la carta de intensión es porque estábamos valorando esa opción, todos los caminos por muy pequeños o grandes que sean hay que encaminarlos en función para la unidad.

¿Cómo valora el panorama actual de cara a los comicios electorales, la oposición debería de participar en las elecciones generales del 7 de noviembre?

No hay condiciones para ir a elecciones, ahorita no hay. Estamos en la espera de lo que resuelva la comunidad internacional y decida el gobierno de Ortega, si va a poner en función las recomendaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Esta lucha es cívica, no queremos más guerra para Nicaragua, no queremos más destrucción.

 

 

 

 

 

Nicaragua: Miguel Mora, el quinto aspirante presidencial detenido

El periodista Miguel Mora, aspirante de la oposición a la presidencia de Nicaragua, fue detenido la noche del domingo, según un comunicado de la Policía, dentro de una investigación sobre supuestos delitos contra “la independencia y la soberanía”.

Mora se convierte en el quinto aspirante presidencial detenido en Nicaragua en menos de un mes. Cristiana Chamorro, Félix Maradiaga, Arturo Cruz y Juan Sebastián Chamorro forman parte de las personas detenidas que aspiran a ocupar la silla presidencial.

Los agentes policiales allanaron la vivienda del comunicador y de su esposa, la también periodista Verónica Chávez, situada en un sector al sureste de Managua, la capital, casi a la media noche de este domingo.

«La Policía quebró ventanas para ingresar a casa de Miguel Mora a quien se lo llevaron enchachado, lo montaron a una patrulla y allanaron la casa. Esta es la segunda vez que lo detiene el régimen de Daniel Ortega», denunció en su cuenta de Twitter el Canal 100% Noticias, medio de comunicación que le fue confiscado a Mora el 21 de diciembre de 2018 cuando fue detenido por primera vez.

 

Por su parte, la periodista Lucía Pineda demandó que «se respete la integridad física de Miguel Mora». Según Pineda, en la casa estaba la periodista Verónica Chávez, sus hijos «Miguel Ángel y Miguel Alejandro con discapacidad así como de Doña Martha que ayuda a cuidar al niño. Ortega y Murillo son responsables», dijo Pineda quien sufrió cárcel en 2018. 

Redada policial

La redada policial inició el pasado 2 de junio con la detención de la periodista y aspirante presidencial Cristiana Chamorro, acusada por lavado de dinero en su carácter de exdirectora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. El 5 de junio, el catedrático Arturo Cruz fue arrestado en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

Luego, el 8 de junio al salir de una entrevista en el Ministerio Público, la Policía detuvo al politólogo Félix Maradiaga y ese mismo día, pero en la noche, la casa del aspirante presidencial Juan Sebastián Chamorro fue detenido después un allanamiento en su residencia.

Con Mora son 17 los opositores detenidos cuando faltan menos de cinco meses de las elecciones generales, en las que no se descarta que Daniel Ortega, de 75 años y con 14 consecutivos en el poder, busque un cuarto mandato consecutivo.

De acuerdo con un comunicado de la Policía, el arresto de Mora es porque lo “investigan” por la Ley 1055, Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo, a la Independencia, a la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, bajo la cual le atribuyen “actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación de los pueblos e incitar la injerencia extranjera en asuntos internos”.

 

Nicolás Maduro aspira a “volver a tener relaciones de cooperación con Estados Unidos”

Voz de América

El presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró que aspira “recomponer” las relaciones con la “élite gobernante en Washington”, pero indicó que no ha visto “ninguna señal”.

En una entrevista con agencia de noticias Bloomberg publicada este viernes, el mandatario negó que Venezuela esté “aislada” y asegura que tiene “grandes amigos y aliados en el mundo”, pero indicó que esperan reconstruir las relaciones con Estados Unidos.

“Aspiramos algún día recomponer los caminos del diálogo, del entendimiento, del respeto, y volver a tener relaciones de cooperación con Estados Unidos en su conjunto, y con el sector del poder en lo fundamental”, indicó Maduro.

Al ser cuestionado por el periodista de Bloomberg, Erik Schatzker, sobre si ha visto una señal de la Administración Biden, aseguró que: “no ha habido ninguna señal”; sin embargo, destacó las declaraciones de funcionarios estadounidenses en favor de un “diálogo político entre venezolanos”.

“Yo le diría al presidente Joe Biden que cese desde la Casa Blanca, del Departamento de Estado, la demonización de Venezuela, la demonización de la Revolución Bolivariana, la demonización del presidente Nicolás Maduro, y que ojalá podamos encontrar caminos de acercamiento, de respeto, camino de beneficio mutuo y caminos que permitan regularizar las relaciones entre los Estados Unidos y Venezuela”, reiteró el presidente venezolano.

Estados Unidos ha expresado su apoyo a Juan Guaidó, líder opositor considerado por decenas de países como presidente interino del país.

En febrero, poco después de que Biden asumirá la presidencia estadounidense, el Gobierno estadounidense descartó contacto con Maduro “en el corto plazo”.

Entre tanto, funcionarios como el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, han ratificado que las sanciones, que el Gobierno de Maduro califica de “ilegales”, no son permanentes y que buscan un “cambio”.