Junio podría ser un mes de alta mortalidad en Honduras por covid-19, advierten especialistas

Los hospitales están saturados, el oxígeno se está acabando y si siguen aumentando los contagios, las compañías suplidoras no se darán abasto, afirma el doctor César Henríquez.

REDACCIÓN / IP NICARAGUA

Honduras se encuentra en el pico de la pandemia, ya que de cada 10 pruebas que se realizan para detectar covid-19, seis resultan positivas, afirmó el jefe de Emergencias del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en Tegucigalpa, César Henríquez, a la emisora HRN.

“Los hospitales están en un colapso casi total y la atención de calidad disminuye, debido a la gran cantidad de personas, es triste ver que un paciente se está muriendo en una carpa, y no hay capacidad para atender, es una tristeza ver que se está perdiendo la batalla contra la enfermedad”, expresó Henríquez.

Los hospitales están saturados, el oxígeno se está acabando y si siguen aumentando los contagios. Foto: Pixabay.

El médico estimó que el 80 por ciento de los pacientes que están falleciendo son los mayores de 60 años que tienen otros padecimientos.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud de Honduras, solo en la capital, 30 personas en promedio mueren cada 24 horas por covid-19.

La red de oxígeno se está acabando, si los contagios siguen aumentando las compañías de tanques no se darán abasto, en el IHSS de Tegucigalpa a diario se utilizan unos 400 tanques y cada seis horas se están cambiando, detalló el médico.

“Nosotros como sociedad hondureña nos tenemos que plantear cómo ser una nueva sociedad, tanto la empresa privada y como empleados, fortalecer el sistema de salud, no se han conformado suficientes médicos para combatir la pandemia”, declaró el doctor Henríquez a la emisora hondureña.

A su vez, subrayó que “el mes de junio registra un pico altísimo de casos, por lo que, abogo para que estemos en la curva más alta de la pandemia, no quiero pensar en un infierno, con más gente de la que ya hemos tenido, por lo que en las próximas dos a tres semanas se comience a observar una disminución”.

“Esperamos que la curva comience a bajar porque caerán los guerreros para la batalla, por cansancio y la enfermedad”, enfatizó el galeno.

Más de mil nuevos casos

Las autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) informaron el sábado que el Laboratorio Nacional de Virología confirmó 1,013 nuevos casos de covid-19, de 1,796 pruebas PCR realizadas para detectar la enfermedad.

Los casos están distribuidos en 396 en Francisco Morazán449 en Cortés, 45 en Yoro, 27 en Choluteca, 26 en Colón, 21 en Valle. Además, 7 en Copán, 6 en La Paz, 4 en Comayagua, 2 en Ocotepeque y 2 en Atlántida.

Sinager confirmó también 8 muertes más por covid-19, de las que 5 son de Francisco Morazán, 2 de Cortés y uno de Valle.

Además, un total de 1,189 pacientes están hospitalizados, de los que 755 están en condición de salud estable, 376 graves y 58 en cuidados intensivos.

Los pacientes recuperados suman 1,767, con 89 personas que recientemente vencieron la enfermedad y son 82 de Cortés, 4 de Francisco Morazán, uno de Comayagua, uno de Ocotepeque y otro de Copán.

Urbanizadoras participan en feria promovida por el Invur, con grandes aglomeraciones de personas

Redacción central / IP Nicaragua

Trece urbanizadoras participaron en una feria de vivienda organizada por el Instituto Nicaragüense la Vivienda Urbana y Rural (Invur), según el sitio web oficialista El 19 Digital.

Una de las urbanizadoras se llama Altos de Tipitapa, según se lee en la nota del sitio a fin al Gobierno.

Además, en las imágenes que acompañan la publicación se puede observar otro nombre, que es el de Praderas de Sandino y Urbanización San Miguel.

Otra empresa que participó es New Century Security S.A., según las imágenes publicadas por El 19 Digital, que es una empresa de vigilancia.

En la primera imagen que acompaña la nota propagandística, se aprecia una gran concentración de personas, las que portan mascarillas, pero no guardan la distancia recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contagio del covid-19.

“La Expo Vivienda 2020 se desarrolla con excelentes proyecciones durante su segundo día, este sábado, pues las familias nicaragüenses han asistido fluidamente con el interés de hacerse de un hogar propio”, destaca el portal web.

En las imágenes del sitio web también se puede observar a familias que asistieron con niños, actos culturales y un módulo del Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros (Iniser).

“La verdad es que estamos muy contentos de que las familias vengan, conozcan los proyectos, traigan y expongan sus necesidades”, afirmó codirectora del Invur, Olivia Margarita Cano, de acuerdo con el sitio oficialista.

El Gobierno de Nicaragua se ha resistido a declarar una cuarentena por el covid-19 y más bien ha promovido cientos de actividades con simpatizantes del partido sandinista.

Para darle la bienvenida al virus, que ya ha cobrado la vida de alrededor de 10 millones de personas en el mundo, el Gobierno, dirigido por Daniel Ortega y Rosario Murillo, decidió organizar la marcha llamada “El amor en los tiempos del covid”.

En el país, el Gobierno tampoco ha suspendido las clases, no se han suspendido los eventos deportivos y se siguen promoviendo actividades, tanto en las localidades, como a través del Gobierno Central.

Foto de portada: Pixabay.

Jari Jones, la modelo trans que está dando de qué hablar en las redes sociales

La actriz y modelo trans forma parte de la nueva campaña de Calvin Klein.

Redacción IP Nicaragua

Jari Jones es uno de los nombres que más se menciona en las redes sociales desde hace unos días, debido a que forma parte de la nueva campaña de Calvin Klein, siendo una mujer trans, de talla grande y afroamericana.

La imagen de la campaña se dio a conocer en el mes del orgullo LGBTIQ, causando diversas reacciones en las redes sociales.

Desde su cuenta de Instagram, la modelo celebró publicando una foto destapando una botella de champagne frente al rótulo con su imagen, acompañado del siguiente mensaje: “He estado buscando toda mi vida por esos momentos, me cansé de buscar. Entonces decidí crearlos. No para mí, sino para el próximo soñador, maricón, trans, discapacitado, gordo, negro hermoso, un pedazo de luz de estrellas esperando su momento para brillar”.

Jari Jones. Foto: Instagram / IP Nicaragua.

La nueva campaña de la marca internacional lleva por nombre “Proud in my Calvins” (Orgullosa en mis Calvins).

La marca logró su objetivo y como era de esperarse, la campaña produjo cientos de comentarios en las redes sociales, algunos a favor, otros en contra.

View this post on Instagram

REVEALING THE UGLY : Learning today that though this ride will be such a blessing from the universe , god and the ancestors , there are things and people, miserable behind computer and phones screens that will try to suck out every ounce of joy I have left in my body. It comes with the territory I guess. It comes with showing the world that Black folks, that Trans folks , that Fat folks can be celebrated and loved and empowered publicly. I’m practicing self love everyday , I’m practicing boundaries everyday , I’m practicing balance everyday to armor myself for this fight but I know it’s gonna be a tough road ahead but like my queer trans ancestors belived, the people and the community and the youth I’m doing all this for ….are worth the mental ass kicking!!!!! Today I pull from the strength of @alokvmenon @huntythelion @tessholliday @luhshawnay @andrejworldwide @watchshayslay @ihartericka @aaron___philip @fatfemme and all of those who hold my heart strings , that have gone through mental and maybe sometimes physical ass kickings, but stayed resilient , so that I could reach this point today. Thank you for your words that are holding me today. Thank you for your words that are wiping the blood off my lip today. Thank you for your words that are allowing me to smile through the punches. Thank you for your words that remind me that we are worth it. . . #translivesmatter #blacklivesmatter . . #transgender #trans #blacklivesmatter #diversity #marginalized #thisisamerica #freedom #blacklivesmatter #bodydiversity #effyourbeautystandards #curvemodel #influencer #visiblyplussize #plussize #plusmodel ##plussizemodel #bodypositive #transmodel #revolution #liberation #newyork #editorialphotography #editorial #photography

A post shared by Jari Jones (@iamjarijones) on

“Estrategia de marketing”

En sus distintas redes sociales, Calvin Klein ha compartido varias fotografías con mensajes alusivos a la campaña.

“Adoptamos nuestro canal de Twitter como una plataforma para fomentar un entorno inclusivo para la expresión respetuosa. En Calvin Klein toleramos todo, excepto la intolerancia”, es uno de los mensajes colocados en la red del pajarito celeste.

Luego de que Jari compartiera su fotografía celebrando que era parte de la campaña de la marca internacional, realizó otra publicación donde mostraba varios de los comentarios negativos que le habían dejado.

“Se trata de mostrarle al mundo que los negros, los trans, los gordos pueden ser celebrados, amados y empoderados públicamente. Estoy practicando el amor propio todos los días, estoy practicando límites todos los días; estoy practicando el equilibrio todos los días para armarme para esta pelea, pero sé que será un camino difícil por delante…”, escribió la modelo.

Otro de los comentarios más recurrentes en las redes, es que la marca usó la imagen de estos modelos como estrategia de marketing, para acaparar este sector de la sociedad, debido a que en junio se celebra el mes del orgullo LGBTIQ.

Pero no todo fue negativo. En las redes también se celebró la inclusión de cuerpos diversos, colores de piel y preferencias sexuales, en una marca que estaba relacionada con ciertos estereotipos de belleza.

Jueza ordena liberar a los niños inmigrantes en centros de detención por el riesgo de covid-19

* Los esfuerzos por liberarlos deben hacerse con velocidad deliberada, señaló la jueza Dolly M. Gee.

REDACCIÓN / IP NICARAGUA

El gobierno de Estados Unidos debe liberar a los niños inmigrantes detenidos en centros de detención familiar del gobierno a más tardar a mediados de julio, debido a la pandemia de coronavirus, dictaminó el viernes una jueza federal.

El fallo se refiere a los niños inmigrantes detenidos en los tres centros de detención familiar del país.

El fallo es parte de un esfuerzo continuo para liberar a los inmigrantes detenidos que son particularmente susceptibles al coronavirus debido a los entornos confinados en las instalaciones y la posibilidad de propagación.

En su orden, la jueza Dolly M. Gee, del Tribunal del Distrito Central de California, solicitó la remoción rápida de los niños inmigrantes que se encuentran en los tres centros de detención familiar, que son administrados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y están ubicados en Texas y Pennsylvania.

Los esfuerzos por liberarlos deben hacerse con velocidad deliberada, señaló la jueza Dolly M. Gee. Foto ilustrativa / Pixabay.

Los niños deben ser liberados bajo el cuidado de sus padres, si sus padres son liberados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Si esa opción no está disponible, ICE debe liberar a los niños a “patrocinadores adecuados disponibles u otros entornos no congregados libres de covid-19 disponibles” con el consentimiento de sus padres o tutores.

Con velocidad deliberada

Hasta el 8 de junio, había 124 niños bajo custodia de ICE, según el fallo.

El fallo, que exige que los niños sean liberados antes del 17 de julio, se aplica a los niños que han residido en las tres instalaciones durante más de 20 días.

Los esfuerzos por liberarlos, escribió Gee, deben hacerse con “velocidad deliberada”.

A inicios de 2019 se estimaba que había más de 13 mil niños migrantes en centros de detención del servicio de inmigración de Estados Unidos.

A medida que el gobierno de Trump acelera la construcción de campamentos, queda claro que el gran negocio de los centros de detención para niños migrantes continuará creciendo y que hay pocas garantías para la salud y bienestar de esos menores.

En Tornillo, Texas, donde está uno de los mayores campamentos de detención, los niños viven en un espacio cercado por una valla de tela metálica coronada con alambre de púas. El centro de detención del gobierno compuesto por tiendas de campañas, que reúne a tantos niños sin ofrecerles ninguna estructura, pudiera convertirse en una escena de “El señor de las moscas”. Para poner esta situación en contexto, Tornillo fue concebido para albergar 450 menores, pero ahora el gobierno planea tener allí hasta 3.800 menores, según un reportaje publicado por CNN.

Foto de portada ilustrativa / Pixabay.

“Como empresa privada y pueblo nicaragüense estamos solos en dirigir nuestra propia protección (ante el covid-19) y nuestro propio destino”

Manuel Bejarano / IP Nicaragua

Marcos Pierson Stadthagen. El recién electo presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin) dice que las empresas han tenido que adoptar sus propias medidas de protección para sus empleados, sus clientes y sus proveedores e invertir en ellas. “Nos ha tocado financiarlas nosotros al cien por ciento. Como hemos visto, la actitud del Gobierno ha sido más de ignorar el problema, que de enfrentarlo como lo han hecho otros países en el área centroamericana”.

Pierson Stadthagen, quien es administrador de empresas y se desempeña como director de Mercadeo y Distribución de Café Soluble, fue electo recientemente como presidente de Cadin, y sustituye en el cargo a Sergio Maltez.

Toma la presidencia de la Cámara de Industria en un momento muy difícil por las dos crisis que vive Nicaragua ¿Cuáles son los principales desafíos en este sector?

Sabemos que hemos estado viviendo momentos difíciles desde hace más de dos años. Empezamos con la crisis del 2018, incluso desde antes ya se sentía un poco recesiva la economía. Pero como todos pudimos ver en el 2018 toda la conmoción fue empeorando la situación y hemos estado tratando de manejar en medio de la tempestad, como industriales, tratando de mantener el empleo, y ver cómo salimos adelante.

El problema ha sido que en medio de la tempestad social que hemos visto, también hemos tenido que lidiar con reformas de impuestos que han puesto una tasa impositiva draconiana sobre la industria y el comercio nicaragüense, que ha hecho difícil el progreso para todos, tanto para los productores, como los consumidores.

Y encima también tenemos costos bien altos, particularmente en la electricidad. Se manejan costos muchos más altos que en el resto del área (centroamericano), lo que hace bastante difícil competir.

Entonces nosotros estamos enfocados en ver cómo sobreponernos a esas dificultades, cómo somos más eficientes, cómo hacemos ver al Gobierno que estas políticas que se han implementado van en detrimento del país. Al final todos somos nicaragüenses y todos queremos salir adelante. Una economía más pequeña no le conviene ni a los consumidores, productores ni al Gobierno.

Nuestro desafío es ver cómo manejamos esto hacia adelante, haciéndole ver al Gobierno que debemos de cambiar esa dirección para tener políticas más orientadas al progreso, al libre comercio y a la facilitación de creación de empresas y del crecimiento de las empresas, en vez de restricciones.

Me parece que son los mismos retos de todos los años ¿Eso quiere decir que no ha habido avances?

Han sido los retos de los últimos años, y el problema es que se han agravado. El costo de la energía continúa incrementándose, hasta ayer (jueves) que anunciaron una reducción pequeña, del tres por ciento, pero la verdad es que está muy lejos de lo que se necesita para aliviar esta carga tan pesada que tiene la industria nicaragüense y también los consumidores nicaragüenses. Lo que nosotros, hace un mes habíamos sugerido al Gobierno en un comunicado es una reducción en la tarifa eléctrica del 17 por ciento. El costo aquí, por kilowatts hora es de 23 centavos. En Guatemala es de ocho centavos. O sea, aquí pagamos tres veces más de lo que un guatemalteco tiene que pagar por la energía. Ya nos podemos imaginar cuánto significa esta carga para una familia que está tratando de alimentar a sus hijos.

¿Y la industria de Nicaragua también paga más que la de ese país?

Sí. Aquí podemos entrar en muchos más detalles. Te decía eso, como para ilustrar lo que significa eso de manera general. En la industria, el costo de la energía representa entre el 15 y el 20 por ciento de los costos de producción. Cuando el Gobierno dice “voy a ayudar a la gente y a los empresarios de Nicaragua, por medio de una reducción importante del costo de la energía”, en realidad está haciendo algo que verdaderamente va a tener impacto, y va a crear trabajo y crecimiento en la economía.

Pero es importante que nos sentemos con el Gobierno y le hagamos ver eso. Se necesitan abrir las fuentes de comunicación con ellos, para que en realidad tengamos esas conversaciones francas, veamos los números y se den cuenta que realmente se pueden hacer cosas sencillas y que van a tener un gran impacto en la población nicaragüense.

¿Con base en qué parámetros, el sector privado ha decidido solicitar el 17 por ciento de reducción en el costo de la energía?

En base a los costos de producción que nosotros estimamos, pues sabemos qué porcentaje de la energía es producida con petróleo y luego es fácil saber cuál es el precio internacional del petróleo. Luego uno sabe cuál es el costo de una maquinaria utilizada para producir energía con petróleo. Entonces tomando en cuenta todos esos costos, que son del común conocimiento para cualquier ingeniero de la industria, y basados en cuánto se está cobrando ahorita, uno puede calcular fácilmente que es ese 17 por ciento. Eso es muy importante, porque nos vuelve más competitivo.

¿Cómo se propone usted enfrentarse a esos desafíos ahora que es presidente de la Cámara de Industria?

Tenemos que trabajar todos los industriales, juntos, como equipo, y no solamente los industriales, sino también el comercio y toda la gente de la empresa privada, para tener una voz y poder abordar estos temas con el Gobierno, para hacerle ver que podemos hacer algo mejor por este país.

Con coordinación, con una conversación franca, poniendo los números sobre la mesa y reuniéndonos con las personas del Gobierno que sean adecuadas, cuando este tenga la voluntad de venir y sentarse a conversar con los productores, entonces yo creo que vamos a poder avanzar. Nuestra labor es estar siempre a la disposición de tener esa conversación y mantener esa invitación abierta todo el tiempo, e insistirle al Gobierno que salgamos adelante y nos sentemos a resolver los problemas.

Pero en este momento los espacios de diálogo entre el Gobierno y el sector privado están cerrados, ¿Cómo se plantea llevar a cabo esa conversación de la que habla?

Ese es el problema con el Gobierno, porque es este el que tiene las puertas cerradas. Nosotros tenemos las puertas abiertas, y es nuestra responsabilidad mantenerlas abiertas y tener la invitación constante en los medios, para que en determinado momento el Gobierno recapacite y vea que no nos conviene que esta economía sigue decreciendo. A nadie le conviene, a ellos tampoco.

Ya hemos visto en los últimos tres años (este es el tercero) un decrecimiento importante en la economía, lo que viene en detrimento de todos los nicaragüenses. En algún momento, el Gobierno va a tener que decir sí sentémonos a hablar. Si todos somos hermanos nicaragüenses, y todos tenemos derecho de contribuir, y si todos contribuimos vamos a sacar a esta carreta de este despeñadero donde la hemos metido.

¿De manera personal, se ha propuesto alguna meta específica dentro del sector industrial?

Nuestra meta específica es el crecimiento. Nuestra meta es sacar a este país adelante. Nosotros trabajamos constantemente, incansablemente, en esa meta, con o la cooperación del Gobierno. Pero obviamente, el Gobierno tiene una incidencia enorme en el país. Y tenemos cargas impuestas, que no son normales, que nos hacen la labor más difícil. Pero estamos en medio de esa tempestad tratando de salir adelante, ayudándonos unos a otros.

Tenemos que enfocarnos en ayudar a las pymes, porque son de las empresas más afectadas, porque son más frágiles. No tienen reservas ni una infraestructura compleja, que les ayude a sobrevivir toda esta tempestad. Entonces, ayudándonos unos a otros, coordinándonos e ir saliendo adelante, pero requiere de un gran esfuerzo.

¿Qué tipo de políticas se requiere para recuperar las pymes, de las que se dice han sido muy golpeadas por estas crisis?

Lo que necesitamos es crear programas que incentiven el consumo interno; entrenamiento para las pymes, para que puedan funcionar más eficientemente y puedan mantener sus operaciones en medio de las dificultades; programas que ayuden al comercio interno, por ejemplo, que las empresas se conecten para ver qué productos se les pueden proveer y puedan ser hechos, sin necesidad de importar.

Estamos enfocados en tratar de crear la mayor cantidad de esos programas de hermanamientos para que las pymes puedan ayudarse unas con otras.

¿A parte de las pymes, usted cree que estas crisis han sido un golpe muy fuerte para el tema del emprendimiento en el país?

Sí. Siempre todo este tipo de políticas a las que nos hemos tenido que sobreponer se vuelven una dificultad para poder salir adelante, pero también se vuelven un reto en donde podemos aprender. Hemos tenido a veces soluciones bien creativas para poder hacerle frente. Yo creo que al final de esto, porque va a haber un final, y yo estoy seguro de que lo vamos a poder resolver, vamos a tener una industria más resiliente y vamos a poder recuperarnos rápidamente, una vez que tengamos las políticas de Gobierno que se enfoquen en hacer crecer el país.

¿Cuál ha sido el impacto de la pandemia, covid-19, en el sector industrial de Nicaragua?

En algunos sectores de la industria ya hemos visto una reducción en la demanda, y por otro lado hemos tenido incremento de costos, porque las empresas han tenido que adoptar medidas de protección para sus empleados, sus clientes y sus proveedores.

Nos ha tocado financiarlas nosotros al cien por ciento. Como hemos visto, la actitud del Gobierno ha sido más de ignorar el problema, que de enfrentarlo como lo han hecho otros países en el área centroamericana. Lo que significa que, como empresa privada y pueblo nicaragüense, estamos solos en dirigir nuestra propia protección y nuestro propio destino. Gracias a Dios el pueblo nicaragüense es bastante sabio y mucha gente está adoptando las medidas necesarias para protegerse. Igual las empresas hemos tomado iniciativas de reducción de horarios y personal que trabajan en las plantas, y el resto de la gente se va a trabajar desde su casa aprovechando las tecnologías. Cambios de horarios, para que también no haya aglomeraciones en el transporte público; el uso obligatorio de mascarillas también se ha vuelto bastante común en todas las industrias; caretas de sustrato. Hemos visto que la misma población ha reducido su presencia en el comercio porque quiere resguardarse y mantenerse sana lo más que pueda. Pero aún así hemos tenido una alta tasa de enfermos de (covid-19) y por desgracia también de mortalidad.

¿Usted está trabajando desde su casa?

Sí. Voy algunos días de la semana a la empresa, pero trato de mantenerme en la casa otros días para reducir mi movilidad dentro de la ciudad. Pero además tenemos menos gente dentro de la empresa. Nos turnamos. Unas personas van unos días, otras van otros días, y así contribuimos al distanciamiento social.

¿Los industriales coinciden en no bajar la guardia para la prevención de la pandemia?

Sí. Tenemos que estar siempre alerta. No nos podemos confiar, que la infección va bajando, que todo ya se acabó, porque el virus está ahí y necesitamos tener paciencia y mantener las medidas de cautela. Eso no significa que nos vamos a quedar inmóviles, no hacer nada. Estamos funcionando en las empresas, pero con medidas extraordinarias de precaución.

Si no tomamos esas medidas, las empresas se paran y nos fregamos todos. El país termina parándose y es una carga para todo mundo.

¿Cuánto está retrocediendo el sector industrial por las crisis y cuánto le costará recuperarse?

Ya hemos retrocedido entre 10 y 15 años de progreso en el país. Recuperar ese avance que habíamos tenido va a ser bien difícil. Es difícil decir la industria ha retrocedido tanto, el comercio, la agricultura, porque es un conglomerado. Tenemos que visualizarlo como un todo general.

Pero este retroceso le podemos dar vuelta fácilmente si nos sentamos todos los nicaragüenses a conversar como hermanos, y a sacar al país adelante como hermanos, teniendo procesos que sean abiertos, limpios y claros para todo el mundo.

Unas elecciones que se puedan ejecutar el año que viene, con observación internacional, con un proceso claro, y todas esas cosas le dan confianza al inversionista, al consumidor, y cambian las cosas rápido en la economía.

Gobierno impide entrada a más de 100 nicas que venían de Panamá

* La pérdida de trabajo por la pandemia dejó a los migrantes nicas sin ingresos y quieren regresar con sus familiares en Nicaragua.

REDACCIÓN / IP NICARAGUA

Unos 120 nicaragüenses que la noche de este viernes pretendían retornar a su país procedentes de Panamá, no pudieron ingresar, ya que la Dirección de Migración y Extranjería se los impidió en la frontera de Peñas Blancas.

Según medios de comunicación de Guanacaste, Costa Rica, los nicas habrían salido de Panamá luego que perdieran sus empleos en Panamá por la crisis sanitaria que ha generado la pandemia de covid-19 y solicitaron el ingreso para transitar por territorio tico hasta Nicaragua.

En Costa Rica, autoridades costarricenses los custodiaron hasta la frontera de Peñas Blancas en tres buses, pero en este puesto no pudieron ingresar cuando llegaron a eso de las 8:00 de la noche de este viernes y los oficiales de Migración no les daban ninguna explicación de la negativa para entrar al país.

Los nicas agregaron que perdieron sus trabajos en Panamá, no tienen dinero y hasta tenían tres días sin comer. Foto: Captura de pantalla.

La mañana de este sábado los nicaragüenses continuaban tendidos en la carretera en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, a la espera de que Migración de Nicaragua les permita entrar al territorio nacional, según el medio informativo costarricense La Cuz TV.

La Policía de Costa Rica se mantenía desde anoche custodiando el puesto fronterizo, en momentos en que los nicaragüenses se mantenían en el lugar a la espera de poder ingresar a su país.

“Somos nicaragüenses, venimos de Panamá, nos sentimos agradecidos con Costa Rica porque nos custodiaron hasta aquí, no nos quieren dar ni agua, yo estoy embarazada y no nos dejan entrar”, expresó una mujer al medio digital La Cruz TV.

Los migrantes agregaron que perdieron sus trabajos en Panamá, no tienen dinero y hasta tenían tres días sin comer al momento de llegar a la frontera.

Regresar, una odisea

Nicaragüenses que se encontraban en diversos países han enfrentado problemas para retornar a su país tras la pandemia de covid-19 que afecta al mundo, debido a que el gobierno nicaragüense les ha impedido el retorno a suelo nacional.

En el mes de abril había más de 400 nicaragüenses en diferentes naciones que pretendían retornar a su patria, entre ellos 160 que se encontraban en la isla Gran Caimán, porque el gobierno prohibió a la aerolínea Cayman Airways aterrizar en el aeropuerto de Managua.

También se les había impedido el ingreso a 96 trabajadores agrícolas que intentaban retornar de El Salvador y otros 200 que pretendían regresar de Panamá.

Los cierres de fronteras y aeropuertos para los nicas que pretenden retornar a su país se han dado pese a que el gobierno se ha negado a tomar medidas de prevención de la pandemia y pretende mantener una situación de normalidad en el país, lo que ha generado fuertes críticas de diferentes sectores que señalan que se está provocando que los contagios y la cifra de muertos por covid-19 siga aumentando.

Foto portada tomada de Twitter.

El deporte nicaragüense está golpeado por el covid-19

* Deportistas, entrenadores y comentaristas deportivos han sido víctimas del peligroso virus.

ERNESTO GARCÍA

A 100 días de haber llegado el covid-19 a tierras nicaragüenses, «son incontables sus muertes y daños”, como diría el poeta universal, Rubén Darío, en su poema Los Motivos del Lobo.

De esa estela de dolor no ha escapado el deporte nacional. Tres deportistas y un cronista deportivo han fallecido a consecuencia del mortal virus.

El primer deportista nicaragüense en morir a consecuencia del mortal virus fue la leyenda del softball nacional, Alberto ‘Paraíso’ Mendoza.

Alberto ‘Paraíso’ Mendoza. Foto: Redes Sociales / IP Nicaragua.

El softbolista, quien era miembro del Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense, perdió la batalla contra el covid-19 el 11 de mayo del 2020 en un hospital de Chinandega, a 136 kilómetros al Occidente de Managua.

En ese entonces las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) sepultaron a Alberto «Paraíso» Mendoza en un funeral exprés.

En el acta de defunción los médicos del hospital público pusieron como causa de muerte «insuficiencia respiratoria».

Pero Eyling Mendoza, hija del legendario deportista, escribió en sus redes sociales: «Todos sabemos la verdad», agregando que su papá murió por covid-19.

Coach del San Fernando

El 21 de mayo, el deporte masayense se despertó con la dolorosa noticia de la muerte por coronavirus de Carlos Aranda Rocha, entrenador del equipo de béisbol San Fernando.

La noticia estremeció al deporte nicaragüense, porque en la sala del hospital Humberto Alvarado, de Masaya, donde murió Carlos, luchaban por sobrevivir el manager de ese equipo, Norman Cardoze Ramírez y su hijo del mismo nombre.

Norman Cardoze (Padre). Foto: El Nuevo Diario.

Semanas después, los Cardoze superaron la enfermedad, pero Norman Cardoze padre fue separado de manager del equipo en represalia por haber brindado declaraciones a medios nacionales y extranjeros, relatando cómo a diario vio morir a muchas personas de covid-19 durante los días que estuvo hospitalizado con su hijo.

Norman Cardoze Ramírez fue separado del cargo de manager del equipo fernandino por orden de la junta directiva, integrada por alcaldes orteguistas.

Semana fatal

En la semana que inició el pasado lunes, el deporte nicaragüense se ha vestido dos veces de luto por el covid-19.

El 23 de junio, fecha en que se rindió homenaje a los padres nicaragüenses, a las 11 de la noche falleció el cronista deportivo Francisco Ruiz Castillo, conocido como «Pepe Ruiz».

El narrador de boxeo y béisbol, y miembro del Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense, perdió la batalla contra el coronavirus en un hospital de la capital.

Pepe Ruiz se burló del virus. Foto: Redes Sociales / IP Nicaragua.

El deceso del comentarista deportivo “calentó» las redes sociales en Nicaragua, pues un mes antes, se había burlado del covid-19 diciendo: «Ese virus es maricón, es igual a los puchitos, que se muere con simple jabón».

«Puchitos» es uno de las decenas de adjetivos utilizados por la vocera gubernamental, Rosario Murillo, para descalificar a los opositores.

La tarde del jueves y este viernes, en los programas deportivos se confirmó el deceso del entrenador de boxeo, Reynaldo «Rey» Martínez, por coronavirus.

«Ha muerto por esa pandemia (covid-19) el entrenador de boxeo, «Rey Mendoza», afirmó el cronista deportivo Rigoberto Solís.

Entre los logros alcanzados por Martínez está haber ganado medalla de plata para Nicaragua en boxeo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1966.

Además, fue entrenador de los excampeones mundiales de boxeo, Luis Pérez y Juan Palacios.

Policía sancionada asedia otra vez la CPDH

*Esta vez también fueron víctimas de la acción policial, periodistas independientes que llegaron a retirar kits sanitarios.

ERNESTO GARCÍA

Al menos una veintena de policías mantuvieron bajo asedio la mañana de este viernes las instalaciones de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Así lo denunció el secretario ejecutivo de la CPDH, Marcos Carmona. Esta vez los miembros de la Policía sancionada por los Estados Unidos, se apostaron frente a la entrada principal de la CPDH.

«Definitivamente toda actividad o acción que hacemos en la CPDH, la guardia (Policía) la asedia», denunció el defensor de los derechos humanos.

Marcos Carmona. Foto: El Nuevo Diario.

Esta vez el asedio policial fue extensivo a los periodistas que llegaron a cubrir la actividad de la CPDH, porque los policías, entre los que había antimotines, los fotografiaron al entrar y salir de la sede del organismo no gubernamental.

Carmona lamentó que la Policía en plena pandemia de covid-19 gaste recursos en acciones intimidatorias.

«Mientras el país sufre los embates de una epidemia (covid-19) donde el Estado no tiene control, estos señores (los policías) en vez de estar ayudando a la población, están intimidando», apuntó.

Añadió que los recursos económicos que paga la población vía impuestos con mucho sacrificio, deberían ser utilizados para atender a la ciudadanía.

El asedio policial en esta ocasión fue motivado porque a periodistas independientes les entregarían kits sanitarios para protegerse del covid-19.

Otros asedios

En esta semana la Policía asedió las instalaciones de Radio La Costeñísima, en Bluefields y la casa del periodista Carlos Eddy Monterrey.

Ese día también asedió la casa de Nora Newbal, presidenta del gobierno creolle de Bluefields. Además, ese mismo día también fueron víctimas de asedio policial los líderes afrodescendientes George Enríquez y Doliene Miller.

Este jueves la Policía también asedió las instalaciones de un hotel capitalino donde ocho organizaciones políticas y gremiales se reunieron para suscribir los estatutos de una coalición opositora.

Hace dos semanas la Policía asedió el sepelio del médico leonés Adán Alonso, quien murió por covid-19.

Informe del Departamento de Estado de EE.UU. señala que funcionarios del Gobierno de Nicaragua son “cómplices de delitos de trata”

* Las mujeres, la niñez y los migrantes son los grupos de mayor riesgo para la trata de personas en Nicaragua.

Alma Vidaurre / IP Nicaragua

Nicaragua no cumple con los estándares mínimos para la eliminación de la Trata de Personas, lo que significa que el Gobierno no hace ni el más mínimo esfuerzo por combatir o enjuiciar a funcionarios vinculados con ese delito, por lo que fue degradado al nivel tres, según un informe que presentó el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

“El gobierno no condenó a ningún traficante, y los esfuerzos de identificación de víctimas continuaron siendo inadecuados”, señala el Informe Anual 2020 presentado por el Departamento de Estado.

Además, plantea que existe una complicidad generalizada de funcionarios del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Las mujeres, la niñez y los migrantes son los grupos de mayor riesgo. Foto: Pixabay.

“El gobierno no informó de ninguna investigación, enjuiciamiento o condena de empleados del Gobierno cómplices de delitos de trata, a pesar de la corrupción endémica y la complicidad generalizada entre funcionarios gubernamentales”, añade el informe.

El documento agrega, que funcionarios de al menos cuatro de las agencias gubernamentales integrantes en la Coalición Nacional Contra la Trata de Personas (CNCTP) han “perpetrado o autorizado violaciones de derechos humanos, creando un ambiente de impunidad y posiblemente disminuyendo la probabilidad de que las víctimas denuncien la trata de personas”.

No obstante, el informe destaca que los “esfuerzos de enjuiciamiento, protección y prevención” fueron todavía más difíciles en las zonas ubicadas en las dos regiones autónomas del Caribe nicaragüense.

A pesar de todo, el documento emitido por el Departamento de Estado reconoce que el Gobierno de Nicaragua tomó algunas medidas para abordar el tema de la trata, eso incluye la identificación de un poco más de víctimas que en el período del informe anterior así como el enjuiciamiento de al menos un traficante.

Igual que en otros asuntos, el Gobierno de Ortega se negó a cooperar sobre el tema con las organizaciones que están adheridas CNCTP o la prestación de servicios a las víctimas.

Perfil del delito

De acuerdo con ese informe, los traficantes someten a mujeres y niños nicaragüenses al tráfico sexual dentro del país y en otros países de América Central, México, España y los Estados Unidos.

Las mujeres, niños y migrantes son los grupos de mayor riesgo para la trata de personas en Nicaragua.

“Los familiares de las víctimas a menudo son cómplices en su explotación, además, los traficantes utilizan cada vez más los sitios en redes sociales para reclutar a sus víctimas, quienes se sienten atraídos por las promesas de altos salarios fuera de Nicaragua para trabajar en restaurantes, hoteles, construcción y seguridad”, señala el documento.

Las víctimas suelen ser reclutadas en zonas rurales o regiones fronterizas con “falsas promesas de empleos bien remunerados en centros urbanos y lugares turísticos, donde los someten a tráfico sexual o laboral”.

Partiendo de los informes, hay nicaragüenses que emigran a otros países centroamericanos y a Europa que suelen ser vulnerables y han sido víctimas del tráfico sexual y laboral.

“Los expertos informan que los traficantes apuntan a los niños que dejan los migrantes en Nicaragua para el tráfico sexual y laboral”, enfatiza el documento.

No hay acciones concretas

En este tema, según el Departamento de Estado, el gobierno disminuyó las acciones que pudieran ayudar a prevenir el delito de Trata de Personas.

“Realizó menos capacitaciones relacionadas con la trata de personas para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que en años anteriores”, aseveró.

En 2019, no hubo capacitaciones especializadas en tráfico de investigadores, fiscales, jueces u otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, agrega el documento.

Por otro lado, las autoridades informaron haber iniciado seis investigaciones en 2019, todas por tráfico sexual, en comparación con cuatro investigaciones en 2018 y cinco en 2017.

Se realizaron cinco arrestos asociados con el tráfico, pero sólo procesó a un traficante, acusado de tráfico sexual y laboral, durante el período del informe en comparación con cero procesamientos en 2018 y dos en 2017.

Según el Departamento de Estado, en este periodo el Gobierno continuó disminuyendo sus “esfuerzos mínimos de protección”.

Además, se logró identificar a ocho víctimas de trata, incluidas cuatro mujeres y cuatro niñas, en comparación con seis víctimas en 2018; 12, en 2017; 13, en 2016 y 30, en 2015.

“El Gobierno informó que no hubo víctimas adicionales identificadas por las ONG y otras organizaciones; sin embargo, datos externos indicaron que había al menos varias docenas de víctimas de trata identificadas por ONG en 2019”, añaden.

Aunque el Gobierno afirmó que no había víctimas de trata extranjeras en 2019, una organización internacional organizó la repatriación de tres víctimas de Guatemala, Panamá y Costa Rica.

El Gobierno, según resultados de este documento, informó que había una asignación para la protección de víctimas de trata en el presupuesto nacional, pero no proporcionó servicios especializados o refugios ni reveló una cifra para estas asignaciones.

Recomendaciones

El Departamento de Estado de Estados Unidos urgió al Gobierno aumentar significativamente los esfuerzos para identificar a las víctimas de la trata sexual y laboral, incluidos los extranjeros.

A su vez, sugirió investigar, procesar y condenar a los traficantes, incluidos los funcionarios cómplices, así como implementar una estrategia nacional para la atención integral de víctimas de trata de personas, incluso entre poblaciones vulnerables.

Empeora el panorama económico de los países de Centroamérica, según el FMI

* Nicaragua será afectada por la vía del comercio y la disminución de las remesas familiares, pronostica el organismo financiero mundial.

Redacción Billetes / IP Nicaragua

La región centroamericana, más República Dominicana, experimentará una “profunda” recesión en 2020 y una recuperación “gradual” a partir de 2021, advirtió este viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este bloque, denominado por el organismo financiero internacional como Caprd, sufrirá una contracción económica de 5.9 por ciento en el 2020, mayor a la pronosticada en abril último, cuando el Fondo estimó que la economía de esta región sólo caería 2.4 por ciento.

El organismo, en su blog Diálogo a Fondo, afirma que la economía de estos países está padeciendo los efectos directos de los confinamientos nacionales y las repercusiones mundiales por vía del comercio, el turismo y las remesas.

Nicaragua será afectada por la vía del comercio y la disminución de las remesas familiares. Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

“Los impactos más fuertes de la contracción del comercio se sentirán en Panamá, El Salvador y Nicaragua”, señaló el Fondo.

República Dominicana y Costa Rica sufrirán por el colapso del turismo, manifestó.

Mientras que los países del Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) y Nicaragua serán afectados por la disminución de las remesas.

La entidad monetaria internacional refirió que “un factor paliativo es que los precios más bajos del petróleo están mejorando los términos de intercambio”.

El Fondo también ha tomado nota de las acciones que se han tomado en este bloque de países para mitigar los efectos de la pandemia.

“Los países de Caprd incrementaron el gasto sanitario y social para los desempleados y los hogares vulnerables. Donde las condiciones lo permiten, la política monetaria más acomodaticia y las garantías de crédito están facilitando el financiamiento para las empresas, y los aplazamientos del pago de impuestos y las ayudas sectoriales específicas a través del presupuesto están procurando aliviar las restricciones de liquidez en algunos países”, aseveró.

Sin embargo, en Nicaragua no se han establecido las mismas políticas de los otros países, y las pocas que se están anunciando en los últimos días, según los expertos, son insuficientes, como la reducción del tres por ciento en el costo de la energía eléctrica que entrará en vigencia en julio.

Remesas se desploman

En los países del triángulo norte de Centroamérica, el desplome de las remesas es una realidad.

Entre enero y mayo de 2020, las remesas familiares recibidas por El Salvador totalizaron 2,015.1 millones de dólares, 264.5 millones menos que en el mismo período de 2019.

Entre marzo y mayo último, de este 2020, los guatemaltecos han dejado de recibir alrededor de 392 millones de dólares, con respecto al mismo período de 2019.

Asimismo, en Honduras las remesas sufrieron una disminución de 230 millones de dólares, entre el 13 de marzo al 17 de abril del 2020.

En Nicaragua no se sabe cuánto han disminuido los ingresos por remesas al país, porque las estadísticas no han sido actualizadas por el Gobierno.

Epicentro de la pandemia

Lejos de pedir que se baje la guardia ante la pandemia del covid-19, el FMI afirma que “rapidez con la que continúa propagándose la pandemia sugiere que las medidas de distanciamiento social tendrán que prolongarse, deprimiendo la actividad económica en el segundo semestre y generando secuelas importantes de cara al futuro”.

“América Latina y el Caribe es el nuevo epicentro internacional de la pandemia de covid-19. El costo humano ha sido trágico, con más de 100,000 vidas perdidas. El impacto económico también ha sido profundo. La actualización del informe de las perspectivas de la economía mundial estima que la región se contraerá 9.4% en 2020, cuatro puntos porcentuales más de lo previsto en abril y la peor recesión regional desde que se tienen datos”, refirió el organismo en su blog Diálogo a Fondo.