Empresas de “negocios no esenciales” deben cerrar operaciones para frenar contagios de covid-19, afirma Cosep

El sector privado respaldó la solicitud hecha por diferentes gremios de médicos que piden una “cuarentena nacional”.

Alma Vidaurre / IP Nicaragua

Las empresas del sector privado, vinculadas a trabajos en el “ámbito de negocios no esenciales”, están llamadas a que “cierren sus operaciones” para contribuir a bajar la curva de contagios de Covid-19 en el país, afirmó el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

La medida, en atención lo expuesto por diferentes gremios médicos del país, deberá ser acatada por las próximas 3 o 4 semanas. El Cosep instó, particularmente a las empresas que “tengan condiciones para hacerlo”.

La cúpula empresarial, en un comunicado emitido la tarde de este lunes, afirma que aquellas empresas que no puedan sumarse al cierre, deben seguir laborando respetando los protocolos de prevención.

“A todas aquellas empresas que tienen que laborar de manera presencial, apliquen en forma más estricta las medidas de prevención que han estado implementando para proteger a sus colaboradores, proveedores y clientela”, señala el comunicado del sector privado.

Cabe señalar que el Cosep agrupa a 26 cámaras y asociaciones de las principales actividades o sectores económicos de Nicaragua.

Quedarse en casa

Al igual que el gremio de médicos, el Cosep apeló a la conciencia de la población para que permanezcan en casa el mayor tiempo posible para frenar la propagación acelerada que ha hecho colapsar la atención en los hospitales públicos y privados del país.

“A toda la población en general, a que permanezcamos en nuestras casas, a no realizar salidas innecesarias, y si tenemos que salir, usemos mascarillas y apliquemos las medidas de higiene y distanciamiento social recomendadas”, señaló el Cosep en su comunicado.

Las asociaciones médicas, que también emitieron un comunicado este lunes, pidió al sector privado adoptar medidas “enérgicas” para salvaguardar la mayor cantidad de vidas posibles en el país, donde oficialmente se contabilizan 759 casos y 35 fallecidos.

Los profesionales de la salud que llaman a una “cuarenta nacional” por las próximas 3 o 4 semanas, periodo en el que deberán permanecer en casa y realizar compras una vez por semana, sin dejar a un lado el “constante lavado de manos”.

El sector privado, además urge a los trabajadores por cuenta propia a que “redoblen las medidas de higiene y prevención”.

“Ante la gravedad de la situación al encontrarnos en la fase de expansión acelerada y de transmisión comunitaria, los médicos han hecho un llamado urgente a toda la población”, dice el comunicado.

Acciones del gobierno

El Cosep considera que cualquier medida que se tome debe ser tomada en cuenta por el gobierno, quien debe urgentemente “asumir su responsabilidad sobre la salud y la vida de los nicaragüenses”.

Según el gremio de empresas del sector privado, el gobierno debe adoptar las medidas de salud pública que ha sugerido la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Debido a la situación que enfrentamos, este es el momento en que todos debemos asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos (…) Hacemos un llamado especial a los padres de familia a proteger a sus hijos no exponiéndolos al contagio, no fomentar sino más bien prohibir aglomeraciones, establecer protocolos de seguridad en el transporte público”, refiere el comunicado.

Finalmente, exhortan al gobierno a que se liberen las pruebas de Covid-19, además de proporcionar información adecuada sobre la pandemia.

Foto de portada: Presidente del Cosep / El Nuevo Diario.

Asociaciones médicas del país llaman a la población a “cuarentena nacional voluntaria”

Eva Inestroza / IP Nicaragua

Unas 34 asociaciones médicas del país, emitieron este lunes 1 de junio un comunicado en el cual exhortan a la población nicaragüense a iniciar una cuarentena nacional “voluntaria”, debido al avance de la pandemia del coronavirus se encuentra en una “fase de expansión acelerada”.

“Con la autoridad moral, académica y laboral que como médicos nos confiere el hecho de estar en la primera línea de atención en esta dramática crisis sanitaria, las Asociaciones Médicas de Nicaragua llamamos al pueblo a iniciar con urgencia una cuarentena nacional, de forma voluntaria, que ayude a reducir el impacto de esta enfermedad con la reducción del contagio, transmisión y muertes entre la población”, señalan.

Foto: Maynor Valenzuela / IP Nicaragua.

Las asociaciones médicas que firman el comunicado advierten que de no tomarse esas medidas las consecuencias en el país, en los próximos días y semanas, serían “terribles y funestas” en los hogares de los nicaragüenses.

“El aumento exponencial de casos de covid-19 han provocado un colapso en el sistema de salud pública y privada de Nicaragua: hospitales saturados, falta de camas, falta de medicinas y de productos tan esenciales como el oxígeno”, advirtieron.

Los profesionales de la salud aseguran que la situación epidemiológica continuará agravándose, con mayor pérdida de vidas, si de parte de las autoridades correspondientes continúan negando la situación y no se toman con urgencia medidas de luchas anti epidémicas y a gran escala para intentar contener el avance de la pandemia.

En Nicaragua, hasta la semana pasada, el Ministerio de Salud confirmó 759 casos positivos de covid-19 y al menos 35 personas fallecidas, pero las cifras del independiente Observatorio Ciudadano registran son 805 las personas muertas por esta causa.

Las asociaciones firmantes de este comunicado, explican que la “cuarentena nacional consiste en permanecer en casa por al menos 3 o 4 semanas”. Por otro lado, instan a la población a realizar compras de alimentos “una vez por semana garantizado el distanciamiento”  mayor a un metro de persona a persona, además el uso de mascarilla y caretas faciales o pantalla protectora fuera de casa.

Por último insisten a la población lo fundamental que es “constante lavado de manos”.

Llamado al sector privado

Por otro lado, en el comunicado los médicos apelan “enérgicas ante la propagación del virus y salvaguardar la vida estableciendo acciones que reduzcan el riesgo de exposición y transmisibilidad, no solo con medidas de higiene personal, sino con acciones como el cierre temporal de los negocios no esenciales mientras se reduce el número creciente de contagios”.

Los epidemiólogos en Nicaragua, insisten que el aislamiento social como medida para detener la propagación del virus, ha sido efectivo en países que han logrado bajar la curva de casos positivos.

«Somos capaces de controlar la pandemia con tu decidido apoyo y el poder que tienes para evitar la propagación del virus. Esta es la única manera que ha demostrado el control de la enfermedad basado en experiencias de otros países que han mitigado y disminuido el contagio consiguiendo el aplanamiento de la curva y control de la pandemia», puntualizan.